internacionales

Repusieron a los fiscales destituidos en Perú después de que renunciaran sus reemplazantes

Por Agencia Télam

02-01-2019 07:45

La crisis provocada en Perú por la destitución de dos fiscales claves de la investigación de los sobornos pagados en el país por la constructora brasileña Odebrecht se profundizó hoy, cuando los funcionarios designados para reemplazarlos declinaron asumir esos cargos y finalmente aquellos fueron repuestos en sus funciones.

No obstante, el presidente Martín Vizcarra entregó al Congreso un proyecto de ley destinado a declarar la emergencia del Ministerio Público, que, de aprobarse, implicará la intervención de ese organismo.

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, dejó sin efecto la destitución del coordinador del equipo especial que investiga el caso Odebrecht, Rafael Vela, y uno de los miembros de ese grupo, José Domingo Pérez, que había dispuesto menos de 48 horas antes.

Lo hizo a través de una resolución divulgada esta tarde por la agencia noticiosa estatal Andina.

Más temprano, los funcionarios designados por Chávarry para reemplazar a Vela y Pérez, Frank Almanza y Marcial Páucar, habían anunciado su decisión de declinar esos nombramientos.

Chávarry hizo pública la destitución de Vela y Pérez en la noche del lunes y explicó que tomó esa decisión porque ambos vulneraron el principio de jerarquía en el Ministerio Público al haber cuestionado su permanencia en el cargo, según consta en la resolución respectiva, publicada ayer por el diario oficial El Peruano.

Pérez investigaba en la causa al ex presidente Alan García y a la líder opositora Keiko Fujimori, y el 26 de diciembre había acusado a Chávarry de entorpecer la indagación con el objeto de encubrir a la ex legisladora.

La medida puso en riesgo la firma de un acuerdo de delación premiada entre Odebrecht y la justicia peruana, que estaba prevista para el 11 de este mes, advirtieron Pérez y el procurador del Estado para el caso, Jorge Ramírez.

Páucar afirmó que él y Almanza decidieron declinar los cargos de los que habían sido desplazados Pérez y Vela "por el bien del proceso de corrupción más grande de este país y para que no se perjudiquen las investigaciones".

La destitución de Pérez y Vela causó el "enérgico rechazo" de Vizcarra, quien anticipó su regreso de Brasil -a donde había viajado para asistir a la asunción del presidente Jair Bolsonaro- dada la gravedad de la situación.

Tras analizar ayer la situación con el jefe del gabinete, César Villanueva, y varios de sus ministros, Vizcarra resolvió enviar al Congreso un proyecto de ley destinado a declarar en emergencia al Ministerio Público.

Para subrayar la importancia que le dio al asunto, Vizcarra llevó personalmente la iniciativa al parlamento esta tarde, acompañado por la vicepresidenta, Mercedes Aráoz.

Antes, en el acto de asunción del nuevo presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, Vizcarra afirmó que "el combate a la corrupción, que es una prioridad nacional, ha sido en las últimas horas objeto de una embestida por parte de sectores que buscan no solo afectar las investigaciones en curso sino, peor aun, traerse abajo el proceso respecto a uno de los más graves casos de corrupción de la historia del país".

El presidente del Congreso, el opositor Daniel Salaverry, convocó para el lunes próximo a la Junta de Portavoces (jefes de bancadas) para analizar el proyecto, apoyado públicamente desde el lunes por varios sectores políticos y abogados constitucionalistas.

La destitución de Vela y Pérez había causado también el rechazo de la Conferencia Episcopal Peruana, cuyo presidente, Miguel Cabrejos, dijo que Chávarry había "ofendido al Perú", y de la Fuerza Tarea Lava Jato, el equipo de fiscales que investigan el caso Odebrecht en Brasil, que expresó su "preocupación" en un comunicado. (Télam)