internacionales

Renunció el número dos del Consejo Electoral venezolano que debe organizar los comicios de diciembre

Por Agencia Télam

06-08-2020 05:30

El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Rafael Simón Jiménez, designado en junio por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), renunció hoy a su cargo por el “problema” que le generaba el áspero enfrentamiento entre el Gobierno y los partidos de oposición, 27 de los cuales ya anunciaron que no participarán de las elecciones de diciembre.

Ex chavista y ahora integrante del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) –que lidera Manuel Rosales- , Simón Jiménez advirtió sobre las “situaciones polémicas que se fueron dando desde el primer día” que asumió su cargo, informó la agencia Ansa.

"La razón fundamental es que sentí que la polarización y la situación del país chocaban con mis posiciones tan claras; eso me creaba sin duda un problema", dijo el dirigente, y agregó: “En el CNE nunca ha habido un rector que asumiera temas políticos con posiciones claras, sino que todos mantenían una posición ecuánime y de no opinar. Y yo no puedo. Yo opto por lo que yo soy".

Jiménez, que adelantó que comunicaría enseguida su decisión al CNE, había sido nombrado en junio rector principal del CNE junto a otras cuatro personas por la Sala Constitucional del TSJ, atendiendo una "omisión legislativa".

La decisión se da cuatro días después de que 27 partidos opositores anunciaran que no participarían de los comicios legislativos del 6 de diciembre, porque descontaban un "fraude electoral" que prepararían el mismo CNE y el Gobierno de Nicolás Maduro.

En declaraciones a VPI TV, Jiménez anticipó que comenzará en las calles una pelea “para exigir las garantías para las elecciones”, y hasta dejó abierta la chance de buscar una banca en la Asamblea Nacional, aunque aclaró que ninguna fuerza le había ofrecido una candidatura.

El ahora ex rector dijo que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de régimen debería nombrar a su sustituto. “No tengo el conocimiento, pero pienso que si el CNE fue diseñado para que tres rectores fueran afines al oficialismo y dos a la oposición, ese equilibrio debería mantenerse. Ahora, eso corresponde a los magistrados”, manifestó.

Entre las razones por las que buena parte de la oposición rechaza ir a elecciones aparece precisamente que “usurpando las competencias constitucionales del parlamento” el TSJ “designó írritamente” a los directores del CNE, “abortando la posibilidad de que los venezolanos tuviéramos un árbitro comicial independiente y confiable”, según la nota difundida el domingo.

El comunicado reseñó que, entre junio y julio pasados, el TSJ “destituyó a las legítimas directivas de varios de los principales partidos democráticos e impuso falsas directivas con el único objeto de cometer fraude al elector, para que estas inscriban candidatos y pretender exhibir así una ficticia participación plural en el proceso”.

Entre los partidos intervenidos por el TSJ figuran Acción Democrática (AD, de Henry Ramos Allup), Primero Justicia (PJ, de Henrique Capriles) y Voluntad Popular (VP, de Leopoldo López), tres de los integrantes del G4 que nuclea a las cuatro fuerzas con mayor cantidad de afiliados. (Télam)