internacionales

Realeza: La familia real herida por anuncio Harry y Meghan

Por Agencia ANSA

09-01-2020 10:00

LDRES 9 ENE - La familia real británica -desde la reina al príncipe de Gales, Carlos, y su hijo el príncipe William- se dicen "heridos", según fuentes oficiales del palacio, por el anuncio de Harry y Meghan Markle de renunciar al status de "miembros senior" de la Casa Windsor y su toma de distancia.

Pero la verdad, según entendidos citados hoy por todos los medios del reino, es que están "very upset": "Muy irritados", en la versión literal, o "furiosos" en la traducción más acreditada de los modales de la corte al lenguaje corriente.

No los ofende tanto -explicaron varios comentaristas- la voluntad de los duques de Sussex de emanciparse y comenzar a trabajar para ser "financieramente independientes", ni la decisión de dividir su tiempo entre el Reino Unido y Canadá.

Lo que más les molesta es la forma del anuncio, en forma unilateral y sin ser acordado con nadie, ni siquiera la reina Isabel, de 93 años.

Además no parecen arrepentidos: tras la declaración de anoche, comunicaron que quieren tener de ahora adelante también una estrategia mediática autónoma, ignorando a los expertos en realeza (con el trasfondo de la polémica por la "persecución" a Meghan como fuera con Diana Spencer) y privilegiando en el futuro a "jóvenes periodistas" o publicaciones "especializadas".

Claro que no faltan dudas y críticas en particular sobre la asignación anual de más de dos millones de libras, dinero de los contribuyentes que los duques de Sussex ahora reciben de la reina a través del príncipe de Gales y al que no parecen querer renunciar de inmediato en espera de ser "independientes".

Además dan entender que están listos para seguir recibiendo en el futuro "compensaciones" ligadas a sus compromisos reales oficiales part-time, que se dicen dispuestos a continuar y que les confíe la reina.

Por su parte las organizaciones antimonárquicas como Republic aprovechan para poner en discusión los privilegios de los duques y de toda la dinastía, temiendo desde ya un aumento de los costos a cargo de los ciudadanos británicos para los gastos de seguridad de Harry, Meghan y el pequeño Archie, difíciles de eliminar aunque sean realeza "junior".

(ANSA).