internacionales

Realeza: Harry,amo al Reino pero no teníamos otra elección

Por Agencia ANSA

19-01-2020 09:30

LDRES, 19 ENE - "El Reino Unido es mi casa y un lugar que amo.

Esto no cambiará nunca, pero yo y Meghan no teníamos otra elección", confesó el príncipe Harry rompiendo el silencio después de días de fibrilación y el anuncio de su renuncia al título de alteza real.

Lo hizo en Londres durante un evento de caridad para la asociación Sentebale, fundada por el propio Harry y por el príncipe Seeiso de Lesotho en 2006 en honor a Diana con el objetivo de perpetuar su ayuda a los pacientes con SIDA y VIH.

Lo informó hoy Skynews.

"Antes de comenzar -empezó el duque de Sussex hablando por primera vez después de que el sábado el Palacio de Bunckingham anunció la decisión de renunciar al título dictando las condiciones de su nuevo estado- debo decir que solo puedo imaginar lo que puede haber escuchado o leído en las últimas semanas".

"Es por eso que quiero que escuchen la verdad de mí, por lo que puedo compartir.

No como un príncipe, un duque, sino como Harry, la misma persona que muchos de ustedes han visto crecer en los últimos 35 años, pero con una perspectiva más clara", añadió.

"Crecí sitiendo el apoyo de muchos de ustedes -dijo dirigiéndose a sus partidarios en el ente benéfico- y los ví mientras recibían a Meghan con los brazos abiertos y me veían encontrar el amor y la felicidad que había esperado toda mi vida.

Al final, el segundo hijo de Diana se había casado, ­hurra! También sé que me conocen lo suficiente como para confiar en que la mujer que elegí como esposa tiene mis mismos valores.

Es así, y ella es la misma mujer de la que me enamoré".

"Ambos hacemos todo lo posible para honrar la bandera y cumplir con orgullo nuestros roles en este país.

Después de casarnos, Meghan y yo estábamos entusiasmados, confiados y estábamos aquí para servir -continuó-.

Por todas estas razones, me da mucha pena que hayamos llegado a este punto.

La decisión que tomé por mi y mi esposa de dar un paso atrás no es una decisión tomada a la ligera.

Hubieron muchos meses de discusiones, muchos años de batallas.

Sé que no siempre tuve la razón, pero al punto en el que estábamos, realmente no había otra opción".

"Nuestra esperanza era continuar a servir a la Reina, la Commonwealth y mis asociaciones militares, pero sin fondos públicos.

Desafortunadamente, esto no fue posible.

Lo acepté, sabiendo que no cambiará quién soy o cuanto estoy comprometido", agregó el príncipe Harry.

"Espero que esto les ayude a comprender lo que sucedió, agregó, porque estoy listo para sacar a mi familia de todo lo que he conocido hasta ahora, para dar un paso adelante en lo que espero sea una vida más pacífica".

"Tendré siempre el máximo respeto por mi abuela, mi comandante en jefe, y estoy increíblemente agradecido a él y al resto de mi familia, por el apoyo que mostraron en mí y Meghan en los últimos meses -continuó-.

Seguiré siendo el mismo hombre que tiene el corazón en su país y dedica su vida a apoyar las buenas causas, las asociaciones benéficas y las comunidades militares, que son tan importantes para mi".

(ANSA).