internacionales

Presidente turco pide negociaciones sobre la base de dos Estados separados en Chipre

Por Agencia Télam

15-11-2020 12:15

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan pidió hoy conversaciones sobre la base "de dos Estados separados" en Chipre, rechazando la reunificación de la isla bajo un Estado federal.

"Hay dos pueblos y dos Estados separados en Chipre. Hacen falta conversaciones para una solución sobre la base de dos Estados separados" afirmó Erdogan durante un discurso en la parte norte de Chipre, ocupada por Turquía, donde llegó este domingo, informó la agencia de noticias AFP.

En octubre pasado, el nacionalista Ersin Tatar, el protegido de Ankara, logró la victoria en las elecciones de la autoproclamada República turca de Chipre del Norte (RTCN), que solo reconoce Turquía.

Tatar también defiende la solución de dos Estados.

En contraposición, el presidente chipriota Nicos Anastasiades calificó hoy de "provocación" la llegada de Erdogan al norte de Chipre, y criticó la política de "hechos consumados" de Turquía, que "demuestra así que no respeta el derecho internacional".

Asimismo, Grecia consideró que la visita de Erdogan constituía una "violación directa de las resoluciones de la ONU".

Erdogan tenía previsto hoy hacer un "picnic" en Varosha, un exbalneario muy conocido, abandonado por sus habitantes y cerrado por el Ejército turco tras la invasión de 1974, cuando Turquía invadió el tercio norte de Chipre en respuesta a un golpe de Estado que buscaba unir la isla a Grecia.

Desde entonces, la República de Chipre, único territorio reconocido por la comunidad internacional y miembro de la Unión Europea (UE) desde 2004, ejerce su autoridad sobre las dos terceras partes situadas al sur de una zona tapón vigilada por la ONU.

En 2017 fracasaron las últimas negociaciones oficiales entre las dos partes para resolver el conflicto.

A mediados de septiembre de este año, la tensión volvió a elevarse, cuando Turquía anunció que llevaría a cabo maniobras navales frente a las costas de Chipre en una misión exploratoria de gas natural en el Mediterráneo oriental, a pesar de la amenaza de sanciones por parte de la UE en aguas que reclaman Grecia y Chipre.

En ese momento, Chipre condenó la decisión turca y Grecia anunció un "robusto" programa de compra de armas y un aumento de efectivos militares. (Télam)