internacionales

Presidente mexicano se declara en favor del punto final en un guiño a su procesado antecesor

Por Agencia Télam

13-11-2020 04:45

El presidente mexicano, Andrés López Obrador, ratificó hoy su postura de poner un "punto final" sobre delitos cometidos por sus antecesores desde 1988 a la fecha tras confirmar que continúa un proceso de la Fiscalía por presunta corrupción contra el exgobernante Enrique Peña Nieto (2012-2018).

"La propuesta abierta desde que tomé posesión el 1 de julio de 2018 es que, en el caso de los expresidentes, que se hiciera una consulta, se preguntara al pueblo. Soy partidario del punto final, de pensar más hacia adelante", dijo el mandatario en conferencia de prensa.

El dignatario subrayó que su "postura es que no haya persecución ni venganzas políticas, que se aplique la ley con rigor, con escrúpulos, que no se fabriquen delitos y al mismo tiempo que no haya impunidad".

Peña Nieto es acusado en un documento de la Fiscalía General de ser el "autor mediato" de delitos de "cohecho y traición a la patria" por su presumible vinculación con el caso del pago de sobornos por parte de la gigante constructora brasileña Odebrecht, en el contexto de una trama que causó trastornos a prominentes políticos de la región.

López Obrador reconoció que no puede "pedir que se frenen las investigaciones" sobre Peña Nieto, ya que "los jueces deben resolver si debe o puede ser juzgado en el marco legal vigente", pero insistió en que "independientemente de la legalidad, lo que he opinado es que debe participar el pueblo de México en una consulta".

El comentario fue hecho tras la publicación de una orden de arresto que no prosperó solicitada por la Fiscalía contra quien fue su secretario de Hacienda y canciller del gobierno anterior, Luis Videgaray, quien reside en Massachusetts, Estados Unidos, donde trabaja como docente.

El jefe de Estado dedicó buena parte de su mensaje cotidiano a periodistas para explicar su ambigua posición de permitir que sigan las investigaciones, evitar nuevas acusaciones, pero también impedir la impunidad.

"No se puede detener un proceso, es un asunto de la Fiscalía, mi opinión es que se lleve a cabo la consulta, pero si las autoridades deciden que en el caso de los expresidentes puede seguirse esta vía, no esperar la consulta, están en libertad de hacerlo", prosiguió el jefe del Ejecutivo, citado por medios locales y la agencia de noticias Sputnik.

No obstante, enfatizó que "nosotros no presentamos una denuncia, eso sí que quede claro, contra ningún expresidente".

López Obrador elogió el papel del fiscal Alejandro Gertz como "un profesional recto, íntegro, que no actúa de manera indebida, da tranquilidad incluso a los implicados, porque se va a impartir justicia sin sesgos, sin consignas y sin impunidad".

Aunque su propuesta de un referendo ya fue aprobada por la Suprema Corte de Justicia para realizarse en agosto de 2021, el mandatario pidió a la ciudadanía esperar los resultados de las investigaciones y los procesos judiciales.

"Son casos muy relevantes, porque se está implicando a funcionarios del más alto nivel, se trata de mucho dinero, son sobornos, tiene que ver con lo político, involucra al Poder Legislativo", concluyó. (Télam)