internacionales

Presentan en Alemania primera demanda por ataques químicos contra el Gobierno sirio

Por Agencia Télam

06-10-2020 02:00

Tres organizaciones no gubernamentales presentaron hoy en Alemania la primera demanda por ataques químicos atribuidos al Gobierno sirio del presidente Bashar al Assad contra zonas bajo control de rebeldes armados en 2013 y 2017.

"El expediente (de la denuncia) comprende nuevas pruebas y pistas de investigación y muestra que el Gobierno sirio perpetró los ataques", aseguraron las ONG en un comunicado común, citado por la agencia de noticias AFP.

Según precisaron en la nota, la demanda fue hecha ayer por las organizaciones Open Society Justice Initiative (OSJI), Syrian Archive y Centro sirio de medios y de la libertad de expresión ante la fiscalía federal de Karlsruhe, en el suroeste del país, en base al principio de jurisdicción universal en vigor en Alemania.

La querella hace referencia a dos ataques químicos supuestamente perpetrados por el Gobierno sirio contra insurgentes en 2013 y 2017 en el marco de la guerra civil que carcome al país hace más de nueve años.

El primero fue un ataque con gas sarín cometido en las afueras de Damasco, en la Ghouta Oriental, el 21 de agosto de 2013 y, según los demandantes, causó 1.200 víctimas fatales.

El hecho causó conmoción en la comunidad internacional y se trató de una violación de la "línea roja" impuesta por el entonces presidente estadounidense Barack Obama, lo que llevó al Gobierno sirio a destruir sus reservas de armas químicas.

El segundo ataque, también con gas sarín, fue perpetrado el 4 de abril de 2017 en Khan Sheykhun, entre Damasco y Alepo, y provocó 200 muertos, según los querellantes.

En consecuencia, aviones estadounidenses bombardearon el aeropuerto de donde salieron las aeronaves sirias.

"Los dos ataques coincidieron con bombardeos contra instalaciones médicas cercanas, lo que perturbó seriamente el salvamento", denunciaron.

Desde fines de abril de 2020, dos exmiembros de la inteligencia siria, refugiados en Alemania, son juzgados ante un tribunal de la ciudad de Coblenza, en el centro del país, por crímenes contra la humanidad, algo que fue presentado como histórico. (Télam)