internacionales

Por el coronavirus, Putin posterga seis años el lanzamiento de su plan de desarrollo económico

Por Agencia Télam

21-07-2020 02:15

El presidente de Rusia, VladImir Putin, firmó hoy un decreto que alteró su ambicioso plan de desarrollo económico previsto para 2024 y lo pospuso a 2030 debido al impacto de la pandemia en la economía del país.

El decreto publicado por el Kremlin modificó en parte las prioridades contempladas para el desarrollo de Rusia y definió como objetivos principales a la salud y el bienestar de la población, la posibilidad de potenciar talentos, un entorno de vida más confortable y seguro, el acceso a un trabajo digno, y la transformación digital del país, reportó la agencia de noticias EFE.

La crisis del coronavirus trastocó los planes iniciales del mandatario, que se vio obligado a retrasar seis años su plan de inversión estrella, dotado con más de 360.000 millones de dólares, con el que pretendía estimular el crecimiento y desarrollo del país.

El Gobierno tuvo que imponer restricciones presupuestarias, que llevaron al premier ruso Mijail Mishustin, a proponer la postergación del proyecto económico y destinar los fondos al plan de recuperación pospandemia anunciado en junio, que implica el desembolso de unos 70.844 millones de dólares.

El gran proyecto de Putin, anunciado dos días antes de ser reelecto para un cuarto mandato en marzo de 2018, era su estrategia para colocar a Rusia "entre las cinco economías más grandes del mundo y garantizar ritmos de crecimiento económico superiores a la media mundial", según dijo entonces.

Con el nuevo decreto, los objetivos para 2030 serán incrementar la esperanza de vida hasta los 78 años, reducir el índice de la pobreza a la mitad y ampliar al 70% de la población la práctica de deportes.

Además, se buscará mejorar la enseñanza para que el sistema educativo ruso se sitúe entre los diez mejores del mundo, y se creará un sistema para detectar y fomentar los talentos de niños y jóvenes.

También se buscará mejorar la educación superior para que Rusia sea una de los diez naciones con mayor cantidad de investigaciones y desarrollos científicos, a la vez que se incrementarán los voluntariados sociales y se triplicarán las actividades culturales respecto al nivel de 2019.

Por otra parte, el ambicioso plan prevé ofrecer a los rusos un entorno más confortable y seguro, con la mejora anual de las condiciones de vivienda de al menos 5 millones de familias con la construcción de unos 120 millones de metros cuadrados de vivienda por año.

Las autoridades también deberán encargarse de mejorar el tratamiento de los desechos y superar los daños más graves ocasionados al medio ambiente y la ecología.

Para ello, el Gobierno deberá garantizar el incremento del Producto Bruto Interno (PBI) ruso por encima de la media mundial, mantener el crecimiento estable de los ingresos de la población y un monto de pensiones ajustado por arriba de la inflación gracias a un nivel de inversiones y exportaciones un 70% superior al de 2020.

El plan apuesta, asimismo, por aumentar hasta 25 millones el número de personas vinculadas a las pymes, emprendimientos individuales y trabajadores independientes.

El plan de Putin también planea llevar hasta un 95% la cantidad de servicios sociales ofrecidos en formato electrónico y abastecer al 97% el acceso de la población al Internet de banda ancha.

El Gobierno ruso deberá presentar antes del 30 de octubre las propuestas para llevar estos ambiciosos planes a la realidad y luego adecuar los presupuestos anuales para garantizar el cumplimiento de las medidas de Putin. (Télam)