internacionales

Policía hongkonesa detuvo a periodista que investigó la agresión a manifestantes prodemocracia

Por Agencia Télam

03-11-2020 12:45

Una periodista hongkonesa fue detenida hoy por investigar el origen de la patente de varios automóviles durante la realización del documental "Who Owns The Truth?" (¿A quién pertenece la verdad?), que busca retratar la agresión a militantes prodemocracia por el Gobierno del territorio cercano a Beijing.

El grupo audiovisual independiente hongkonés, pero financiado por el Estado, RTHK, declaró que los policías detuvieron a la periodista Choy Yuk-ling y registraron su domicilio por haber realizado una petición de matrículas de coches.

Según RTHK, la causa del arresto de Choy está vinculada a la investigación que codirigió sobre la agresión en la estación de subte de Yuen Long, que en julio de 2019 protagonizaron decenas de hombres armados con palos, barras metálicas y bates, y un grupo de personas que volvían de una manifestación prodemocracia, opuesta al Ejecutivo de Hong Kong que encabeza Carrie Lam. 

Sin embargo, una fuente policial consultada por la agencia de noticias AFP se negó a explicar el motivo de detención de Choy.

En "Who Owns The Truth?", que se difundió poco antes del primer aniversario de este ataque, los directores reconstruyen los hechos a través de entrevistas, materiales de archivo, como imágenes grabadas por testigos y por cámaras de seguridad, y una investigación que incluye el seguimiento de las matrículas de varios automóviles.   

El documental se propone mostrar nuevos elementos sobre los presuntos agresores, como el nexo de algunos de ellos con influyentes comités rurales que apoyan a Beijing, al tiempo que denuncia que la inacción de la policía frente a la presencia de hombres armados en la zona horas antes de la agresión.

La Policía, por su parte, negó cualquier connivencia y reconoció no haber reaccionado rápido porque estaban ocupándose de las masivas manifestaciones que tuvieron lugar esa misma noche en otras zonas.

Asimismo, afirmó haber detenido a varios agresores de esa noche, algunos con vínculos con las organizaciones criminales denominadas "tríadas" -forma genérica de denominar organizaciones criminales de origen chino con base en Hong Kong-.

También fueron detenidas recientemente algunas víctimas de la agresión, acusadas de provocar disturbios. 

La detención de Choy se sumó al arresto de siete personas el domingo pasado, cuatro de ellas prodemocracia, acusadas de participar en los incidentes ocurridos en mayo pasado frente al Consejo Legislativo, el parlamento de Hong Kong, y al de los 60 manifestantes prodemocráticos, en octubre pasado, acusados de infringir una prohibición de manifestarse en el día de la fiesta nacional de China.

Hong Kong, excolonia británica, registró su mayor crisis política desde que volvió a estar bajo la soberanía china en 1997 durante junio y diciembre de 2019, y la agresión de Yuen Long supuso un cambio radical en el movimiento de protesta. 

Si bien la pandemia de coronavirus contribuyó a disminuir las marchas, una parte importante de la población sigue oponiéndose al poder central chino, al que acusan de impulsar la ley de seguridad para reprimir severamente los crímenes de subversión, secesión, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras.

Desde junio de 2019, la policía detuvo a más de 10.000 personas que deben ser juzgadas. (Télam)