internacionales

Pedro Sánchez no logra la mayoría necesaria en el Congreso español y deberá esperar al martes

Por Agencia Télam

05-01-2020 10:00

El líder socialista español Pedro Sánchez no logró hoy la mayoría absoluta necesaria en el Congreso para ser investido presidente del gobierno en la primera votación, por lo que deberá esperar hasta el martes próximo para hacer efectivo el acuerdo con Unidas Podemos que lo lleve nuevamente al poder.

Con 166 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones, Sánchez no alcanzó a juntar los 176 respaldos necesarios para ser investido nuevamente presidente de España. 

Tal como se preveía, el líder del Partido Socialista Obrero Españo (PSOE) deberá acudir a una segunda votación el martes en la que le bastará la mayoría simple conseguida hoy para revalidarse como jefe del Ejecutivo.

Tras arduas negociaciones, Sánchez consiguió el respaldo de los 120 diputados del PSOE y los 34 del izquierdista Unidas Podemos (UP) su socio de coalición -al que le faltaba una legisladora enferma-, además de otros 10 de una serie de partidos nacionalistas y regionalistas, informó la agencia EFE.

En contra votó el bloque de la derecha Partido Popular (PP), el liberal de Ciudadanos y el ultraderechista Vox, junto con algunas pequeñas formaciones regionales conservadoras.

Por su parte, EH-Bildu, el partido independentista vasco, anunció su abstención, al igual que el partido independentista catalán ERC, lo que facilitaría que el martes Sánchez finalmente logre la presidencia.

"Es inaceptable que el presidente en funciones hable con los herederos de ETA, es infame", reprochó en medio de la sesión Pablo Casado, el líder del PP, en relación a la vinculación de EH-Bildu con la disuelta organización separatista armada.

Igual que en el debate de ayer, el PP y Vox volvieron a marcar la sesión de hoy con interrupciones e insultos.

"Lo más escandaloso es que el señor Sánchez no ha defendido ni la Constitución, ni al rey de España, ni a la víctimas del terrorismo", continuó Casado, luego de la intervención de Mertxe Aizpurúa, portavoz de EH-Bildu.

Esta no fue la única vez que dirigentes del PP y Vox interrumpieron la sesión de forma airada para denunciar que Sánchez pueda alcanzar el martes la jefatura de gobierno.

El líder socialista denunció la campaña "de insultos y amenazas" lanzada en las últimas horas contra los legisladores de su partido para que voten en contra suya, que atribuyó a la "colonización" del discurso político de la oposición por parte de la ultraderecha.

"Ustedes son muy sueltos en el insulto", reprochó Sánchez a los parlamentarios de esa zona, a la que en su intervención final acusó de conformar "la coalición del Apocalipsis" frente a la que ofreció la "esperanza" de su proyecto "progresista". (Télam)