internacionales

Operativo de seguridad obliga a la prensa a ir de un colectivo a corralito en asunción de Bolsonaro

Por Agencia Télam

01-01-2019 03:15

La prensa brasileña y extranjera fue sometida a un inédito sistema de acreditación y de trabajo para la asunción de Jair Bolsonaro en los edificios públicos de Brasilia, donde es imposible desplazarse hacia el Congreso, el Palacio del Planalto o Itamaraty.

Los periodistas debieron estar hasta siete horas antes en sus puestos, dentro de corralitos, y sufrieron insultos por parte de los seguidores de Bolsonaro que se juntan en la Explanada de los Ministerios.

"Esto forma parte las medidas de seguridad", dijo a Télam un portavoz del equipo de Bolsonaro que organizó "al estilo FIFA" la distribución de los periodistas por los lugares de la ceremonia de asunción en Brasilia.

Los trabajadores de prensa debieron presentarse en el Centro Cultural Banco do Brasil, a ocho kilómetros de la casa de gobierno.

"Ni en la asunción de (el dictador) Joao Baptistas Figueiredo hubo tantas restricciones a la prensa", criticó por las redes la principal columnista del diario O Globo, Miriam Leitao, cuya nuera será la jefa de prensa del ex juez Sérgio Moro, quien asume como Ministro de Justicia.

Bolsonaro ha trabado una batalla contra los medios de prensa y tiene el apoyo abierto y oficial de las cadenas SBT y Record, esta última de la Iglesia Universal del Reino de Dios. Su medio de comunicación predilecto es la red social Twitter.

Brasilia está militarizada en el nivel 5 de seguridad entre los invitados se encuentra el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y el premier israelí, Benjamín Netanyahu.

El espacio aéreo está cerrado y misiles antiáereos están dispuestos para la ceremonia.

"Bolsonaro fue víctima de un atentado en la campaña y hay que protegerlo", comentó por su parte un portavoz que recepciona a los mandatarios extranjeros en el Hotel Meliá.

El periodista Kennedy Alencar, columnista de la radio CBN, se quejó del operativo de seguridad que aleja a los periodistas de los protagonistas. "El nivel 5 de alerta máxima alimenta una narrativa de una trama contra Bolsonaro, cultivando un fantasma de amenaza permanente que es usado políticamente. Es una estrategia semejante a la campaña electoral".

Los manifestantes que se concentraron pese a las previsiones de tormentas para la jornada no pudieron entrar a la Explanada de los Ministerios, con más de 3.500 hombres de seguridad y rodeada de alambre de púa.

Mientras se prepara para asumir, Bolsonaro usó el Twitter para desmentir a la revista Veja, que dijo que habría ordenado a sus tres hijos no entrometerse demasiado en temas espinosos como política exterior. "Siguen las fake news", dijo el aún mandatario electo. (Télam)