internacionales

Nueva York: primarias demócratas suspendidas y más demanda en bancos de comida

Por Agencia Télam

27-04-2020 07:45

El epicentro de la pandemia en Estados Unidos, el estado de Nueva York, suspendió hoy las primarias presidenciales demócratas de junio próximo y anunció que la demanda en los bancos de alimentos, a los que acuden las personas más pobres, se disparó con la crisis económica.

Lejos de ver una ralentización como en Europa y pese a la repertura de algunos estados, la pandemia sigue avanzando rápido en Estados Unidos y hoy superó los 983.800 casos y los 55.700 muertos, según el recuento de la universidad Johns Hopkins.

Además de Nueva York y algunos estados aledaños, Florida es una de las regiones más golpeadas por la pandemia con más de 32.100 casos confirmados y casi 1.100 muertos.

El gobernador, el republicano Ron DeSantis, prometió hoy la llegada de "un cargamento" de pruebas para detectar anticuerpos y determinar así las cifras reales del alcance del brote en el estado.

Estados Unidos no solo es el país más golpeado en el mundo por la pandemia, sino que además registra una profunda crisis económica, con resultados aún incalculables y 26 millones de nuevos desempleados en apenas cinco semanas.

Kevin Hassett, un asesor económico de la Casa Blanca, advirtió hoy en una entrevista con la cadena financiera CNBC, que la economía nacional se contraerá entre un 20 y un 30% en el segundo trimestre de este año, lo que supone la peor y más rápida caída del PBI desde la Gran Depresión en los años 30, informó la agencia de noticias EFE.

Hassett, además, pronosticó que la tasa de desempleo en abril alcanzará el 16 o el 17%, un aumento significativo desde el 4,4% registrado en marzo.

En su conferencia de prensa diaria, el presidente Donald Trump no confirmó las predicciones de su asesor, pero destacó que "el tercer y cuarto cuatrimestre de este año serán increíbles y el próximo año será aún mejor".

Esta contracción económica -mucho más profunda que la de la crisis financiera de 2008- se ve en todo el país, pero Nueva York es un ejemplo especial dado a que se espera que sea uno de los estados que más tarde reabrirá su actividad.

El gobernador Andrew Cuomo informó hoy que la demanda en los bancos de alimentos que entregan comida a personas necesitadas aumentó un 100% en la ciudad de Nueva York y hasta un 200% en el condado de Westchester, justo al norte de la Gran Manzana.

"Es predecible, de alguna manera, pero los números son muy altos y tenemos que responder", dijo el gobernador, quien anunció una partida de 25 millones de dólares para apoyar a los bancos de alimentos y pidió respaldo a organizaciones de caridad.

En los últimos días se vieron largas colas en los barrios humildes de Nueva York para conseguir comida en estos bancos de alimentos, pese a que las autoridades locales abrieron nuevos centros para responder a la crisis económica que viven muchas familias.

La situación sanitaria sigue siendo dramática en el estado de Nueva York, pese a que la curva de contagio y muertos ha comenzado a reducirse un poco.

El último balance es de más de 282.000 infectados y más de 16.600 muertos. Por eso, la junta electoral del estado decidió hoy suspender las primarias presidenciales del Partido Demócrata que debían realizarse en junio próximo.

La junta electoral argumentó que las internas eran "innecesarias" ya que el senador Bernie Sanders bajó su candidatura y el ex vicepresidente Joe Biden quedó como el único competidor en pie.

En consecuencia, sostuvo el órgano electoral, no había razón para poner en peligro las medidas de aislamiento y distanciamiento social vigentes en Nueva York.

Pese a que Sanders se bajó de la contienda nacional y hasta apoyó a Biden como candidato de la oposición, hoy el senador criticó la medida en una carta abierta y le pidió a las autoridades electorales neoyorquinas celebrar las primarias "para unir al partido" y mantener su nombre en las boletas.

Aún faltan dirimirse internas presidenciales, de ambos partidos, en decenas de estados y no está claro si se realizarán, dado que el presidente Donald Trump no tiene prácticamente rivales en el campo republicano y Biden ya recibió el apoyo de la mayoría de sus rivales. (Télam)