internacionales

Murió John Hume, premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para acabar con el conflicto norirlandés

Por Agencia Télam

03-08-2020 10:00

John Hume, premio Nobel de la Paz en 1998 por sus esfuerzos para poner fin al conflicto en el Irlanda del Norte, murió hoy a los 83 años en una residencia de Londonderry donde vivía desde hace años, afectado por una demencia senil.

"Estamos profundamente tristes de anunciar que John ha muerto tranquilamente a primera hora de esta mañana después de una corta enfermedad", informó la familia en un comunicado recogido por la prensa británica.

"Era muy querido y su pérdida se ha sentido profundamente en su extensa familia", añadió el texto, según reporta la agencia Europa Press.

Hume fue un destacado activista del movimiento por la defensa de los derechos civiles durante la década de los 60 y ya en los 70 fundó junto a otros activistas el Partido Socialdemócrata y Laborista (SDPL). Llegó a formar parte del Gobierno norirlandés y a ocupar un escaño en el Parlamento.

Su mayor logro está relacionado con el conflicto en el Úlster, por el que participó de las negociaciones secretas que dieron lugar al Acuerdo Anglo-Irlandés de 1985, rechazado posteriormente por ambas partes, y en el Proceso Hume-Adams que favoreció el primer alto el fuego del IRA en 1994 y despejó el camino hacia los Acuerdos de Viernes Santo de 1998.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo hoy al enterarse del deceso que Hume fue un "gigante político", sin el que no se hubiera llegado al acuerdo de paz.

En un comunicado que subió a su cuenta de Twitter, Johnson dijo que Hume estuvo siempre en contra de la violencia y estaba comprometido a alcanzar sus objetivos de 'manera pacífica y democrática'

"Durante décadas, buscó resolver los problemas en Irlanda del Norte a través del diálogo y el acuerdo. Sin John Hume no habría acuerdo de Belfast o del Viernes Santo", añadió el premier.

También manifestaron su pesar por el deceso representantes de todo el arco político británico, entre ellos el ex primer ministro laborista Tony Blair, bajo cuyo gobierno se firmó el acuerdo de paz.

"John Hume era un titán político, un visionario que se negó a creer que el futuro tenía que ser igual que el pasado", dijo el ex líder laborista.

Blair destacó que "su contribución a la paz en Irlanda del Norte fue épica", porque "insistió en que era posible, la persiguió de manera incansable e ideó formas creativas para lograrla".

El ex primer ministro irlandés Bertie Ahern, cofirmante junto a Blair de los Acuerdos de Viernes Santo, también destacó la visión de Hume.

"Cuando Tony y yo firmamos (...) dijo: "Están dando esto al pueblo del norte y del sur y tendrá su legitimidad'. Esa era su idea y fue realmente una gran idea", afirmó.

La figura de Hume también fue elogiada por el entonces líder del Partido Unionista del Úlster, David Trimble, con quien compartió el Nobel de la Paz.

"Cuando terminaron Los Problemas, John instó a la gente a perseguir su objetivo pacíficamente y criticó siempre a quienes no se daban cuenta de la importancia de la paz", afirmó.

La actual ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, también expresó sus condolencias a la familia de Hume, a quien calificó de "gigante del nacionalismo irlandés".

"En nuestros peores momentos, reconoció que la violencia era el camino equivocado y trabajó firmemente para promover la política democrática", le ha reconocido.

En la misma línea, el actual primer ministro de Irlanda, Micheál Martin, afirmó que Hume fue "un gran héroe y un verdadero pacifista".

"Durante los oscuros días del terrorismo paramilitar y la lucha sectaria, él mantuvo viva la esperanza. Con paciencia, resistencia y un compromiso inquebrantable, triunfó y logró una victoria para la paz", declaró Martin. (Télam)