internacionales

Murió en Milan el juez que llevó adelante el proceso del Mani pulite en los 90

Por Agencia Télam

20-07-2019 03:15

El magistrado Francesco Saverio Borrelli, el juez que instruyó la histórica investigación conocida como “Mani pulite” (Manos Limpias) contra la corrupción política en Italia a principios de los 90, murió hoy a los 89 años en un hospital de Milán.

Borrelli encabezó un proceso sobre el mayor escándalo político de la historia de Italia tras la Segunda Guerra Mundial, que desembocó en las detenciones de cientos de empresarios y figuras de la clase política en el país, reseñó la agencia DPA.

Con la ayuda de un fiscal de rol clave, Antonio di Pietro, Borrelli centró sus miras en el Partido Socialista Italiano del primer ministro Bettino Craxi a partir de la detención de una de las figuras del partido, Mario Chiesa, lo que abrió que se destapara una red de corrupción nacional al más alto nivel.

La investigación marcó un antes y un después en la política italiana. Craxi acabó en un exilio autoimpuesto después de ser humillado públicamente a su salida de un hotel en Roma por una multitud que le abucheó y le tiró monedas al grito de "Vuoi pure queste?" (¿También quieres éstas?, en español).

En el hotel estaba el entonces empresario Silvio Berlusconi, quien un año después ganaría su primer mandato como primer ministro del país.

Mientras que el presidente italiano, Sergio Matarella, aplaudió este sábado a Borrelli como "un magistrado del máximo calibre, comprometido con la supremacía y el respeto de la ley", sus críticos le consideraron un "golpista", como hizo el hijo de Craxi, Bobo. Su padre falleció en 2000, lejos de Italia. (Télam)