internacionales

Moscú rechaza las críticas de París y Berlín y pide abandonar el doble estándar

Por Agencia Télam

29-12-2018 02:00

Rusia rechazó hoy las críticas de Francia y Alemania en su contra por la situación en Crimea y en el mar de Azov y llamó a los líderes europeos a "renunciar a los dobles estándares" y mirar con atención las verdaderas amenazas a la seguridad.

"Renuncien a los dobles estándares, y presten atención a los auténticos problemas y amenazas que sus 'pupilos en Kiev' están creando para la seguridad y estabilidad europeas", señaló en un comunicado el ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

Moscú lamentó que Berlín y París lo acusen de ser el único responsable de la escalada de tensión en la zona del estrecho de Kerch, que une los mares Negro y Azov, y presenten unas demandas "inadmisibles".

Además, en la nota la Cancillería insistió en que Rusia ya garantiza el "libre tránsito" por el estrecho, en respuesta al pedido de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, de permitir que "todos los barcos se beneficien de un paso seguro, libre y sin obstáculos".

Aunque matiza que no puede ignorar "los riesgos para la seguridad, y las amenazas y posibles provocaciones por parte de Ucrania y sus 'amigos' occidentales".

También tachó de "infructíferos" los intentos de "poner en duda" el estatus legal de Crimea -"ilegalmente anexionada", según Macron y Merkel-, y recordó que fueron los crimeos quienes decidieron "libremente" en referéndum integrarse en Rusia.

"Rusia seguirá defendiendo con firmeza su soberanía y poniendo freno a cualquier intento de provocación", subrayó la Cancillería en el comunicado, que fue reproducido por la agencia de noticias EFE.

En su declaración conjunta tras reunirse anoche en París, Macron y Merkel se mostraron "muy preocupados" por "la situación de los derechos humanos en Crimea, el uso de la fuerza militar rusa en el estrecho de Kerch y las inspecciones excesivas en el mar de Azov son fuentes de profunda inquietud".

Además, demandaron "la liberación inmediata e incondicional de los marineros ucranianos para que puedan pasar las fiestas con sus familiares", en alusión a los 24 tripulantes de los tres buques de Armada ucraniana apresados por guardacostas rusos el pasado 25 de noviembre en el mar Negro.

Los marineros, que se han declarado prisioneros de guerra, se encuentran en prisión preventiva en Moscú y la Justicia crimea ha rechazado en los últimos día los recursos presentados por sus abogados para su liberación.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha defendido el uso de la fuerza por los guardacostas rusos ante lo que calificó de "provocación" para mejorar las posiciones de su colega ucraniano, Petro Poroshenko, en los sondeos electorales.

Poroshenko tachó de "agresión" el apresamiento de los barcos ucranianos, incidente naval que llevó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a cancelar el previsto encuentro con Putin el pasado 1 de diciembre en el marco de la cumbre del G20 en Buenos Aires. (Télam)