internacionales

México: Juez falla por extradición de ex espía argentino

Por Agencia ANSA

17-01-2020 01:45

CIUDAD DE MEXICO, 17 ENE - Un juez mexicano falló a favor de extraditar a su país al ex espía argentino Raúl Martins Coggiola, de 70 años, acusado de liderar una red internacional de trata de mujeres.

El juez de control capitalino Artemio Zúñiga se pronunció a favor de entregar a Martins bajo el argumento de que la solicitud de extradición del gobierno argentino cubre "todas las formalidades y requisitos" de la normativa vigente.

El veredicto equivale a una "opinión jurídica" y será entregado a la Cancillería, que se encargará de resolver en última instancia si extradita al delincuente.

Sin embargo, Coggiola todavía tiene la posibilidad de interponer un amparo para evitar su traslado a Argentina, lo que podría aplazar su entrega por más de medio año, mientras se resuelve en todas las instancias.

El ex espía es requerido por un tribunal de lo Criminal y Correccional Federal de Buenos Aires por los delitos de asociación para delinquir, trata de personas y lavado de dinero.

El hombre fue detenido el 3 de octubre del 2019 en el centro veraniego de Cancún, en el sureste del país.

Raúl Martins Coggiola llevaba más de una década viviendo en Cancún, estado de Quintana Roo, cerca de la frontera con Belice y su arresto fue "limpio", sin uso de la violencia y "con pleno respeto a sus derechos humanos", según informó en su momento la Fiscalía General.

Actualmente se encuentra detenido en el Reclusorio Norte, una de los principales centros penitenciarios de la capital.

Se estima que desde 2011 dirigía una organización criminal que explotaba sexualmente a mujeres, aunque vivía en Cancún desde hace 13 años.

Su propia hija, Lorena Martins, o denunció hace tiempo ante autoridades mexicanas, pero no se había actuado en su contra sino hasta hace poco.

La mujer dijo que su padre traía mujeres desde Argentina y las obligaba a prostituirse en ciudades fronterizas del norte y del sur del país.

Martins se graduó en la Escuela Nacional de Inteligencia Argentina, en tiempos de la dictadura, y actuó durante 15 años en la ya desaparecida Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE).

Claudio Lifschitz, su exabogado, reveló que su imperio operaba a través de bares de "strippers" denominados "The One", en Cancún, y "Maxim", de Playa del Carmen, en los que unas 150 mujeres ejercían la prostitución.

El abogado aseguró que los mejores clientes de Martins eran narcotraficantes, empresarios y políticos de Quintana Roo, no solo en sus locales, sino en fiestas privadas en mansiones, yates o cruceros a los que enviaba jovencitas para diversión de los asistentes.

(ANSA).