internacionales

México celebra el Día de Muertos con restricciones y enlutado por el coronavirus

Por Agencia Télam

01-11-2020 12:45

Con fuertes restricciones y enlutadas por la pandemia que dejó más de 91.000 fallecidos, miles de familias mexicanas celebran a partir de hoy y hasta mañana el Día de los Muertos, la tradición más representativa del país.

Tradicionalmente, durante esta festividad, las familias visitan a sus seres queridos en los panteones y llevan música, alimentos y bebidas.

Sin embargo, esta vez, los cementerios están cerrados y los numerosos eventos fueron cancelados para evitar los contagios, que al día de hoy sumas casi 925.000.

Según la tradición mexicana, durante el Día de Muertos las ánimas regresan a casa para convivir con sus parientes, que les preparan ofrendas con fotos, coloridas flores de cempasúchil y sus bebidas y alimentos preferidos, además del pan de muerto.

Este año la tradicional celebración se vio modificada a causa de la pandamia.

El rebrote de coronavirus hace dos semanas en tres estados se esparció a otros cuatro y volvió a poner a México en máxima alerta y en una inminente segunda oleada de la enfermedad, agravada por una prolongada crisis sanitaria.

Ciudad de México se quedó sin su acostumbrado desfile de sonrientes calaveras y disfraces multicolores.

En su lugar, la capital mexicana habilitó un sitio web para que las familias compartan imágenes de sus altares, informó la agencia de noticias AFP.

Tampoco se observan personas vestidas de catrinas, las mujeres esqueleto con sombrero y representación mexicana de la muerte.

En esta ocasión, muchas familias recuerdan en la intimidad de sus hogares a quienes ya fallecieron.

"Mantengamos vivo el Día de Muertos. Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad", tuiteó la alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum, quien días atrás dio positivo por coronavirus.

El coronavirus ya había alterado los ritos funerarios y las familias no pudieron celebrar velorios, ya que en la mayoría de los casos los cuerpos salen directo de los hospitales al crematorio.

Por ello, las ofrendas del Día de Muertos se convirtieron este año en un consuelo para los que no pudieron decir adiós por la epidemia.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador decretó tres días de luto nacional por las víctimas de la Covid-19 en México, de 129 millones de habitantes y el cuarto país más enlutado por esta enfermedad.

Ayer, en una ceremonia solemne, primer día de duelo, López Obrador dedicó una ofrenda en el Palacio Nacional con la bandera a media asta.

El espíritu de la jornada es "recordar a todos nuestros difuntos y en especial a quienes han perdido la vida a causa de la pandemia", señaló el mandatario.

Desde el inicio de la pandemia, México registra un total de 924.962 casos confirmados y 91.753 fallecidos a causa de la enfermedad. (Télam)