internacionales

México: Adiós a las bolsas de plástico en la capital

Por Agencia ANSA

31-12-2019 01:45

Por Marcos Romero CIUDAD DE MEXICO, 31 DIC - El movimiento ambientalista proclamó uno de sus más resonantes triunfos luego que, a partir de mañana, en la Ciudad de México, entrará en vigencia una normativa que prohíbe entregar bolsas de plástico en mercados y tiendas de todo tipo.

"Esta es una victoria de la participación colectiva", señaló el sitio web Ecoósfera, indicando que la medida "podría detonar una transformación cultural histórica en todo el país".

Las multas se elevarán hasta en 172.

000 pesos (unos 8.

600 dólares) para quienes infrinjan esta disposición en la urbe de casi 10 millones de habitantes.

La prohibición incluye también la venta de popotes (pajillas), globos para fiestas, cápsulas de café de un solo uso, cubiertos, palitos mezcladores, platos e hisopos de algodón.

En los últimos días, se apreciaban en los supermercados y establecimientos comerciales grandes letreros en los que se advertía que desde el primer día del 2020 dejaría de empacarse la mercancía con bolsas de plástico no degradable.

Propietarios de los más populares mercados de la urbe anunciaron que usarán bolsas de papel simple, biodegradable o encerado para envolver diversos artículos y pidieron a los clientes llevar recipientes para el pollo o la carne de res.

Los comerciantes creen que el plástico será difícil de sustituir para ciertos alimentos perecederos y que, de alguna forma, el fin de su uso repercutirá en el bolsillo de los ciudadanos por cuanto sale más caro adquirir bolsas de papel y bolsas biodegradables, más caras pero además son muy escasas.

En mayo pasado, el Congreso de la Ciudad de México modificó la Ley de Residuos Sólidos de la ciudad, para prohibir prohibida la "comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico desechable".

Inusualmente, la iniciativa del Partido Verde fue apoyada por otras fuerzas políticas, incluido el oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda).

"La obligación es de comerciantes, distribuidores y tiendas de respetar esta medida, pero también de parte del consumidor es una responsabilidad", señaló Marina Robles, secretaria del Medio Ambiente.

Aunque las multas se aplicarán sólo a los comerciantes, los consumidores comenzaron a aprovisionarse de bolsas para llevar frutas y hortalizas que son de telas plásticas lavables.

El propósito de esta ley es hacer de Ciudad de México una zona libre de esos materiales para contribuir al combate al daño ambiental pero también establecer un modelo que se expanda rápidamente a todo el país.

Una norma similar también entrará mañana en vigencia en Aguascalientes, la capital del estado homónimo, en el centro del país, pero todavía en la mayoría de los 32 estados del país, tienen permitido la entrega de bolsas plásticas.

La prohibición de las bolsas en la capital azteca marca una tendencia mundial, pero también nacional, pues desde hace tiempo comenzó una verdadera cruzada en el país para prohibirlas ante la creciente contaminación de los mares y la formación de las llamadas "islas de basura" en diversas zonas oceánicas del mundo.

En mayo pasado, el estado de Veracruz, costas del Golfo de México, se convirtió en el primero en aprobar una ley para reducir el uso de plásticos y pajillas a fin de dar lugar a "alternativas más amigables con el medio ambiente".

Luego, el estado norteño de Baja California Sur en pasado julio restringió en todo su territorio la venta y distribución de bolsas de plástico, contenedores de poliestireno y pajillas en todo tipo de comercios, obligando a reemplazarlos por productos biodegradables o materiales reutilizables.

En Querétaro, vecino a la capital, se aprobó la reforma de ley desde el año pasado, pero apenas el primero de agosto entró en vigor la prohibición completa de entrega y distribución de todo tipo de bolsas de plástico en tiendas y diferentes tipos de comercios.

Otros estado del país como Sonora, Nuevo León y Durango (norte) y Jalisco (occidente), anunciaron que están evaluando restringir el uso de plásticos y pajillas o prohibirlos totalmente.

(ANSA).