internacionales

Médicos sin Fronteras advierte sobre el riesgo para los migrantes en Tamaulipas

Por Agencia Télam

04-07-2019 05:45

La organización Médicos Sin Fronteras advirtió hoy que la decisión de Estados Unidos de incluir a la ciudad mexicana de Nueva Laredo, en el estado de Tamaulipas, como un centro retención de migrantes constituye “una política inhumana” que dejaría a los solicitantes de asilo “en manos del crimen organizado”.

“Devolver a las personas que buscan asilo y obligarlos a permanecer en Nuevo Laredo es una política inhumana, es ponerlos en manos del crimen organizado, donde ser migrante es sinónimo de ser una mercancía”, alertó María Hernández, integrante de MSF en México, en un comunicado de la organización.

En la misma línea, la organización reseñó que en su espera para entrar legalmente a EEUU, los migrantes “se encuentran constantemente expuestos a robos, violaciones, extorsiones, secuestros e incluso, homicidios”.

MSF ofrece atención médica, psicológica y de trabajo social, a migrantes y refugiados en varios albergues de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Según sus estadísticas, difundidas en el mismo comunicado, un 45 por ciento de los pacientes atendidos de enero a mayo 2019 en Nuevo Laredo sufrieron un hecho de violencia en esta ciudad, a la espera de cruzar hacia los EEUU.

“La mayoría de nuestros pacientes no salen a las calles debido a que el riesgo de secuestro es inminente. El 12 por ciento de los pacientes asistidos en nuestro programa de salud mental en 2019 habían sido víctima de secuestro, un 58 por ciento de ellos en los siete días anteriores a la consulta”, señaló la organización.

Detalló además que los solicitantes de asilo que atiende en Nuevo Laredo “constituyen un flujo mixto” que proviene de países como Cuba, República Democrática de Congo, Angola o Camerún y también México, entre otros.

Pero juzgó que “sin duda son los centroamericanos los más vulnerable al secuestro y es precisamente esta población la que será devuelta en mayor número bajo el protocolo Quédate en México”, acordado entre las autoridades mexicanas y estadounidenses.

Para MSF, “México no puede considerarse un 'País Seguro' para quienes huyen de la violencia y Tamaulipas es buena muestra de ello”, al punto que Washington mismo ubica a ese estado en la categoría 4 e insta a no viajar hacia allí debido al crimen y riesgo de secuestro.

Hernández advirtió que los grupos delictivos identifican a los migrantes y solicitantes de asilo apenas llegan a Nuevo Laredo.

“Son secuestrados en las terminales de autobuses. Existen casas de seguridad donde son retenidos para ser extorsionados, golpeados, violados. Algunos sufren amenazas de muerte, son detenidos por largos períodos para realizar trabajos forzados, sufren explotación sexual o reclutamiento forzado por bandas criminales”, denunció. (Télam)