internacionales

May superó la moción de censura y seguirá al frente del gobierno del Reino Unido

Por Agencia Télam

16-01-2019 09:00

El gobierno británico sobrevivió hoy a la moción de censura presentada por el Partido Laborista para forzar la renuncia de la primera ministra, Theresa May, luego de que el Parlamento rechazara su propuesta sobre el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), lo que significó una derrota histórica en el país.

El gobierno rechazó la moción de censura por 325 votos contra 306, con el apoyo de los parlamentarios rebeldes del Partido Conservador y el DUP, el partido norirlandés que apoya al gobierno de May.

Ambos votaron ayer en contra del acuerdo de la líder británica para reglamentar el Brexit, pero hoy cerraron filas ante la posibilidad de que la caída del gobierno lleve a elecciones anticipadas y éstas a un posible Ejecutivo dirigido por el líder laborista, Jeremy Corbyn.

Superada la moción, ahora May deberá concentrarse en idear un nuevo plan del Brexit que pueda ser aprobado en el Parlamento y consiga la luz verde de la UE y sus 27 miembros.

"Seguiremos trabajando para cumplir la solemne promesa que hicimos al pueblo de este país de cumplir el resultado del referéndum y abandonar la Unión Europea", aseguró la premier tras superar la moción de censura en el Parlamento por apenas 19 votos.

"He propuesto una serie de reuniones entre parlamentarios de alto nivel y representantes del gobierno en los próximos días", adelantó May y agregó que también le gustaría invitar a discutir esta misma noche a los líderes de los partidos con bancada parlamentaria de manera individual, entre ellos el laborista Corbyn.

Si bien mantiene su postura inamovible de sacar a Reino Unido de la UE, La líder conservadora subrayó que debe encontrar soluciones que sean negociables y que cuenten con el apoyo suficiente de los diputados.

"Volveremos a la Cámara el lunes para presentar una moción enmendable y para hacer una declaración sobre el camino a seguir", planteó y dejó en claro que la posibilidad de un Brexit duro, es decir, sin acuerdo con la UE aún es una opción.

Mientras los laboristas mantienen una posición un tanto ambigua, el resto de la oposición pide al unísono un segundo referéndum o al menos la opción que la sociedad pueda votar quedarse dentro del bloque europeo.

El Reino Unido debe abandonar la UE el 29 de marzo de este año. Sin embargo, se multiplican las voces dentro y fuera del país que hablan de la posibilidad de negociar una prórroga de ese plazo con los 27 miembros del bloque europeo. (Télam)