internacionales

Maduro relevó a ocho ministros que serán candidatos a diputados en diciembre

Por Agencia Télam

07-09-2020 08:30

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tomó juramento hoy a ocho ministros que sucedieron a quienes dejaron sus cargos para postularse a una banca en la Asamblea Nacional (AN, parlamento) en las elecciones de diciembre próximo.

El cambio políticamente más relevante es el de Freddy Ñañez en lugar de Jorge Rodríguez, quien estaba al frente del Ministerio de Comunicación e Información desde noviembre de 2017.

Rodríguez -lo mismo que su hermana, la vicepresidenta Delcy Rodríguez- es uno de los colaboradores de mayor confianza de Maduro y en esa condición encabezó en los últimos años diversas negociaciones con la oposición, algunas públicas y otras más discretas.

El ahora exfuncionario -que fue vicepresidente de Hugo Chávez en 2007-08, alcalde del municipio caraqueño Libertador en 2008-17 y jefe de campaña del oficialismo para varias elecciones- buscará competir con otro hombre fuerte del partido gobernante, el capitán Diosdado Cabello, por la presidencia de la AN en caso de que el chavismo recupere la mayoría del parlamento, dijeron a Télam fuentes políticas venezolanas.

Además, Magaly Henríquez sucedió a Gilberto Pinto al frente del Ministerio de Desarrollo Minero; Mervin Maldonado, a Pedro Infante en el Ministerio de Juventud y Deporte; Carolys Pérez González, a Asia Villegas en el Ministerio de la Mujer e Igualdad de Género, y Greicys Barrios, a Gabriela Peña en Agricultura Urbana.

Asimismo, Noris Herrera reemplazó a Blanca Eeckout en el Ministerio de Comunas; Yamilet Mirabal, a Aloha Núñez en el Ministerio de Pueblos Indígenas, y Mirelys Contreras, a Iris Varela en el Ministerio de Servicio Penitenciario, según reseñó el diario oficialista Últimas Noticias.

Por otra parte, Maduro designó al general José Ornelas Ferreira como jefe del estado mayor de la Comandancia en Jefe, en lugar del general Jesús Suárez Chourio.

El chavismo buscará en las elecciones del 6 de diciembre recuperar el control de la AN, que en este quinquenio está en manos de la oposición, lo cual parece verse facilitado por la decisión de 37 partidos adversarios de abstenerse de concurrir a los comicios por considerar que no hay garantías para una competencia limpia. (Télam)