internacionales

Maduro acepta dialogar con Guaidó, quien exige elecciones libres

Por Agencia Télam

25-01-2019 05:45

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se declaró hoy dispuesto a celebrar un diálogo en persona con Juan Guaidó, quien por el contrario llamó a sus compatriotas a mantenerse “en las calles, movilizados” hasta que el "usurpador" se vaya del poder y un gobierno de transición convoque a elecciones "libres".

"Estoy comprometido con el diálogo nacional. Hoy mañana y siempre estaré comprometido y listo para ir donde haya que ir. Yo, personalmente, si tengo que ir a encontrarme con este muchacho, voy”, aseguró Maduro en alusión a Guaidó.

"Ojalá más temprano que tarde la oposición venezolana se salga de la trampa en que la metieron, del extremismo en que la metieron y se abran caminos para un diálogo razonable, sincero, en favor de los intereses de la mayoría de los venezolanos", añadió en conferencia de prensa.

Pero Guaidó aseguró que no se prestará a ningún "falso diálogo" con el chavismo.

"Que el usurpador deje el cargo, se establezca un gobierno de transición y tengamos elecciones libres. Creen que nos vamos a cansar, que esto se va a desinflar. Pero acá nadie se cansa ni se rinde”, subrayó en tono desafiante.

Guaidó reapareció públicamente en un acto en Caracas después de haber pasado la jornada de ayer "a resguardo" en el algún lugar desconocido, como afirmaron sus colaboradores a la agencia EFE.

Maduro dio inicio a su conferencia de prensa cuando Guaidó terminaba su discurso y en una de sus primera expresiones, más allá de su declarada voluntad de diálogo, tildó al jefe de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) de "agente de los gringos". "Lo formaron como agente y lo metieron en la política, un agente del Gobierno de los Estados Unidos", subrayó.

"Estamos enfrentando, desmontando y vamos a derrotar un golpe de Estado que pretende intervenir la vida política, echar de un lado la soberanía de Venezuela e instaurar un régimen tutelado por los intereses del imperio estadounidense y sus aliados en el mundo occidental", remarcó Maduro.

Mientras estos cruces se dan en Caracas, la crisis venezolana centra la atención en distintas partes del mundo, al punto de que para mañana está prevista una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a pedido de estados Unidos.

"Bienvenido, es un regalo que nos han hecho. Si el debate se prolonga para la próxima semana, cada vez que quieran debatir en el Consejo de Seguridad de la U, bienvenido, y cuidado si me aparezco yo en Nueva York, para llevar la verdad de Venezuela personalmente ante el Consejo de Seguridad", sostuvo Maduro.

También la Unión Europea abrió una discusión sobre el caso de Venezuela, con la postura anticipada de varias países en que la mejor salida para el país caribeño es la celebración de nuevas elecciones.

España, por ejemplo, instó al gobierno de Venezuela a convocar elecciones libres en un plazo necesariamente corto, lo cual fue rechazado en duros términos por Maduro, quien subrayó que ese país europeo "no tiene moral para poner un ultimátum".

"Nos plantamos frente a España, ante su racismo, ante su discriminación. Vamos a derrotar a esa clase política que desprecia a Venezuela", replicó Maduro.

Por su parte, Estados Unidos se mantuvo firme en su posición a favor de reconocer a Guiadó como presidente legítimo de Venezuela, una decisión que es condenada cada vez con mayor vigor por Rusia.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, condenó y calificó hoy de "inadmisible" y contraria a la carta de la U la postura de Estados Unidos "y de quienes les siguen ciegamente" sobre la situación en Venezuela.

Es "una conducta inadmisible, que sabotea los principios de la carta de las Naciones Unidas y las leyes internacionales", dijo Lavrov en Marruecos, donde hoy efectuó una visita de trabajo dentro de su gira por el norte de África. (Télam)