internacionales

Lukashenko ordena a la Fiscalía General investigar la muerte de un opositor en Bielorrusia

Por Agencia Télam

13-11-2020 02:45

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, afirmó hoy que ordenó a la Fiscalía General investigar el caso del opositor Román Bondarenko, fallecido ayer tras un incidente con presuntos policías en Minsk, a la vez que reiteró que no habrá ninguna transición democrática en el país pese a los reclamos de la oposición y países occidentales.

"Me solidarizo sinceramente con los padres. Cuando una persona abandona esta vida, es malo, pero es aún peor cuando se trata de una persona joven", lamentó el mandatario ante periodistas, en referencia al deceso del pintor de 31 años.

"Hoy por la mañana, debido a que volvieron a acusar a la policía, llamé al fiscal general, (Andrei) Shved, y le dije que tomara bajo el control más serio este caso penal", agregó.

Si bien el Comité de Investigación había empezado a investigar los detalles de la muerte de Bondarenko, la Fiscalía General anunció hoy que se encargará del caso, reportó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Según informó el portal de noticias Tut.by, el joven fue hospitalizado el miércoles con una lesión cerebral traumática cerrada, edema cerebral y contusiones, tras un altercado con unas personas enmascaradas y "vestidas de civil".

De acuerdo con dicho medio, esas personas llegaron al patio de la casa de Bondarenko -conocido como la Plaza de los Cambios- para retirar las cintas blancas y rojas colgadas allí como símbolo de la oposición.

El pintor salió de la casa para hablar con los enmascarados y, después de una polémica, estos empezaron a pegarle y luego lo detuvieron, llevándoselo en un minibús.

Más tarde, Bondarenko fue trasladado a un hospital y un día después falleció.

Tanto ayer como hoy, numerosas personas participaron de manifestaciones en homenaje al joven activista, en las que se escucharon mensajes contra las fuerzas del orden, a las que acusan de ser las responsables de su muerte.

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos manifestó su preocupación por el fallecimiento de Bondarenko, mientras que el Servicio Europeo de Acción Exterior advirtió que la Unión Europea (UE) está dispuesta a imponer nuevas sanciones al país si las autoridades no detienen la violencia desatada tras las elecciones del pasado 9 de agosto.

Los comicios, que adjudicaron la victoria a Lukashenko para un sexto mandato con más del 80% de los votos, fueron desconocidos por la oposición, que denunció un fraude masivo y exigió la repetición de los mismos.

Desde entonces, todos los domingos un movimiento de protestas sin precedentes en el país reclama en Minsk y otras ciudades la dimisión del mandatario, en el poder desde 1994.

Pero una vez más, Lukashenko volvió a rechazar una transición democrática para convocar nuevas elecciones.

"¡Ninguna transición del poder! Ningunos sucesores; será tal como elija el pueblo; lo juré, prometí que sería como lo decidiera el pueblo bielorruso", afirmó en el canal de Telegram Pull Pervogo, asociado al servicio de prensa presidencial.

En tanto, la UE, que también desconoce las elecciones y sancionó a Lukashenko y otros dirigentes por aferrarse en el poder, señaló hoy que está lista para apoyar con medidas económicas los cambios en Bielorrusia, como ya lo hizo con respecto a Ucrania.

"Desde 2014, la UE asignó 15.000 millones de euros para acompañar la estabilización en Ucrania. Gracias a nuestro apoyo, Ucrania hoy es un país mucho más fuerte (...) Podríamos ofrecer eso a Bielorrusia", dijo la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (Télam)