internacionales

Los profesores de Uruguay inician un paro de 48 horas contra los recortes presupuestarios

Por Agencia Télam

10-11-2020 04:45

Los profesores de Uruguay iniciaron hoy un paro de 48 horas con movilizaciones en todo el país y una asamblea general para protestar contra los recortes en educación previstos en el presupuesto 2021 y exigir mejores condiciones laborales.

El Comité Ejecutivo de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria de Uruguay (Fenapes) rechazó los recortes presupuestarios proyectados para 2021, exigió que se respete la Ley de Negociación Colectiva del sector público y pidió a las autoridades hacerla efectiva.

Bajo el lema "Parar para no retroceder", los profesores nucleados en Fenapes se movilizan porque "el ajuste estructural del presupuesto modifica las condiciones de estudio y de trabajo".

El recorte presupuestario tiene “graves consecuencias sobre la educación pública”, afectando “el derecho a la educación, y en especial perjudicando las condiciones de estudio, así como las condiciones de trabajo” en el conjunto del sistema educativo, expresó hoy el gremio en un comunicado.

Entre las críticas que la organización remarcó está la imposición de la virtualidad como modalidad pedagógica, la reducción de la mitad de las horas de coordinación, es decir, 18 mil horas docentes menos, y la eliminación de 200 grupos en el turno diurno, lo que, afirman, provocará grupos superpoblados.

En esa línea, sostiene que en el Consejo de Educación Secundaria (CES) los recortes concretados y proyectados “desde la opacidad y el secretismo” implican “una pérdida de 43.000 horas docentes para el año lectivo 2021”, utilizando palabras de la directora general del CES, Jenifer Cherro, y citado por el periódico El Diario.

Este es el segundo paro en pocas semanas.

El pasado 24 de octubre, la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay realizó un paro y, luego, miles de profesores salieron a la calle a protestar contra "falta de voluntad política para negociar el recorte que impone el Gobierno a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP)", replicó la agencia Europa Press.

En líneas generales, el presupuesto enviado recientemente por el Gobierno de Luis Lacalle Pou reduce y congela el presupuesto otorgado por el Gobierno anterior, y la asignación en 2021 es 1,3% menor a la de 2019, y será 2% menor en 2024.

El presupuesto a aprobarse, sin embargo, puede quedar en suspenso, ya que el Poder Ejecutivo dispone de la Ley de Urgente Consideración, aprobada en julio último, y que, entre los 475 artículos que se ocupan -entre otros asuntos- de la flexibilización de la legítima defensa policial y la regulación del derecho de huelga, también posibilita la habilitación de los recursos en función de la disponibilidad y no de lo votado en el Parlamento.

"No hay una priorización de la educación en el presupuesto; por el contrario, los trabajadores, luego de un proceso de mejora y recuperación salarial prácticamente ininterrumpido durante 15 años, que redundó en un aumento de 96% en el bolsillo, cargarán con una reducción salarial de aproximadamente 5% en 2021", señaló hoy Sebastián Sabini, diputado del Movimiento de Participación Popular, Frente Amplio.

Ayer, el presidente de Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, cruzó a los gremios de la educación por sus reclamos y manifestó que la disminución en los grupos se debe a que “hay menos estudiantes”, e hizo referencia a la baja de la natalidad. (Télam)