internacionales

López Obrador rechaza declarar una nueva guerra al narcotráfico

Por Agencia Télam

20-07-2020 08:45

El presidente de México, Andrés López Obrador, rechazó hoy declarar una nueva guerra contra el narcotráfico, tras una demostración de fuerza del Cártel Jalisco Nueva Generación y apenas una semana después de denunciar que la ofensiva lanzada por el Estado en 2006 dejó hasta la fecha más de 71.000 desaparecidos.

Recientemente se viralizó en las redes un vídeo en el que se ve a una columna de individuos armados y con uniformes paramilitares junto al líder del poderoso cártel, Nemesio Rubén Oseguera Cervantes, alias El Mencho.

"Estoy seguro que ese día se plagó en internet, se infectaron de este tipo de cosas por la desesperación y por el coraje. Entonces hay que serenarnos todos. Lo que opino es que son grupos de la delincuencia que existen en el país, que se fueron formando a partir de que se abandonó al pueblo, de que imperó la corrupción y de que hubo impunidad", respondió el mandatario en su conferencia de prensa diaria cuando le preguntaron por el video, según la agencia de noticias DPA.

"Es lo que nos heredaron, pero poco a poco vamos a ir garantizando la paz y seguridad como se ha venido logrando. Yo sigo llamando a todos a portarnos bien, a que sean abrazos, no balazos. Eso de que no me van a temblar la manos; el ojo por ojo, diente por diente, o la ley del Talión, ya no", agregó López Obrador.

Poco después de asumir la Presidencia, a finales del año pasado, el mandatario reconoció por primera vez y de manera oficial las consecuencias humanitarias de la guerra contra el narcotráfico que declaró el expresidente Felipe Calderón en 2006 y que apoyó militar, económica y políticamente Estados Unidos con su Plan Mérida.

López Obrador decretó una emergencia forense por la existencia de decenas de miles de cuerpos no identificados y el colapso de las morgues.

Hace solo unos días, el Gobierno presentó el Informe sobre Búsqueda, Identificación y Versión Pública del Registro de Personas Desaparecidas y oficializó que desde 2006, cuando el Estado militarizó pueblos, ciudades y estados para pelear una guerra con el crimen organizado, desaparecieron más de 71.000 personas en México.

Recordando este saldo, López Obrador aseguró hoy que el combate a los grupos delictivos se hará con inteligencia más que con fuerza y "no se declarará la guerra". (Télam)