internacionales

Londres continuará siendo la capital de servicios financieros de Europa tras el Brexit

Por Agencia Télam

20-01-2020 03:30

Más de 1.400 empresas con sede en la Unión Europea (UE) solicitaron permiso para operar en el Reino Unido después del Brexit, a pesar de los pronósticos y advertencias que predecían que Londres perdería su reinado financiero si abandonaba el bloque europeo, de acuerdo a un informe oficial.

De esas 1.400 empresas más de 1000 planean establecer su primera oficina en el Reino Unido, según pudo saber la consultora de regulación financiera Bovill, a través del proceso que se conoce como una solicitud de libertad de información (FOI por sus siglas en inglés).

El FOI otorga a todos los ciudadanos del Reino Unido el derecho de solicitar cierta información en poder de los organismos y organizaciones públicas, incluidos el gobierno, los reguladores y cualquier empresa de servicios públicos, como la BBC.

De acuerdo a esa información, para octubre de 2019, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA por sus siglas en inglés) había recibido un total de 1.441 solicitudes de empresas para usar un permiso temporal que permitirá que las empresas europeas continúen operando en el Reino Unido, mientras buscan la autorización completa de los reguladores de ese país.

“Estas cifras muestran claramente que muchas empresas ven al Reino Unido como el principal centro de servicios financieros de Europa", expresó Michael Johnson, consultor de Bovill.

Para Johnson, esto es un claro voto de confianza en el sector de servicios financieros del Reino Unido y una buena noticia para la economía de servicios del Reino Unido en general.

“Aunque se ha prestado mucha atención a la cantidad de empresas del Reino Unido que trasladan personal y operaciones a Europa, también es probable que haya movimientos en la dirección opuesta", resaltó.

Según Johnson, dado que muchas empresas francesas y alemanas tienen la intención de establecer una presencia en el Reino Unido, junto con el hecho de que Francia y Alemania conducirán gran parte de las futuras negociaciones comerciales de la UE con el Reino Unido, es claramente del interés económico de ambas partes asegurar Un acuerdo comercial que beneficia a todos.

Por su parte, Ed O'Bree, socio de Bovill, dijo que estas cifras significan que las empresas europeas comprarán espacio de oficina, contratarán personal y contratarán asesores legales y profesionales en el Reino Unido.

"Esto es un buen augurio para la economía del Reino Unido, ya que el país mantendrá su reputación como una ubicación privilegiada para los servicios financieros en Europa", concluyó.

(Télam)