internacionales

Líderes del mundo rechazan el ataque que causó tres muertes en Francia

Por Agencia Télam

29-10-2020 02:30

Líderes del mundo condenaron el ataque con cuchillo que causó hoy tres muertes en una iglesia católica de la ciudad francesa de Niza.

La canciller alemana, Angela Merkel, declaró que se siente profundamente conmovida ante los crueles asesinatos y reafirmó la solidaridad de su país con Francia.

"Me siento profundamente consternada por los crueles asesinatos en la catedral de Niza. Acompaño en el sentimiento a los familiares de los fallecidos y heridos", escribió Merkel en Twitter.

Asimismo, el primer ministro británico, Boris Johnson, expresó su conmoción por el "bárbaro ataque" ocurrido en la ciudad del sureste de Francia.

"Estoy conmocionado tras oír la noticia del bárbaro ataque en la basílica de Notre Dame en Niza", escribió en Twitter en inglés y francés.

"Nuestros pensamientos están con las víctimas y sus familias, y el Reino Unido apoya incondicionalmente a Francia en la lucha contra el terror y la intolerancia", agregó.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, envió sus condolencias a su par francés, Emmanuel Macron, según una nota emitida por el Kremlin.

"El líder ruso comentó en su telegrama que los ciudadanos de Rusia comparten el dolor del pueblo de Francia y pidió transmitir su pésame a los seres queridos de los fallecidos", señala la nota.

Además, el mandatario reafirmó la disposición de Rusia a cooperar con Francia en la lucha antiterrorista.

También el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se condolió por el ataque y pidió el cese de estos ataques del islamismo radical.

"Nuestros corazones están con el pueblo de Francia. Estados Unidos está con nuestro aliado más antiguo en esta lucha. Estos ataques terroristas islámicos radicales deben cesar de inmediato. ¡Ningún país, Francia o cualquier otro país, puede soportarlo durante mucho tiempo!", escribió el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, transmitió su "afecto y solidaridad con las víctimas del ataque".

"Seguiremos defendiendo la libertad, nuestros valores democráticos, la paz y seguridad de nuestra ciudadanía. Unidos frente al terror y el odio", manifestó Sánchez.

Asimismo, Arabia Saudita "condenó enérgicamente" el ataque y expresó su "rechazo categórico a tales actos extremistas que son contrarios a todas las religiones, creencias y sentido común", expresó el Ministerio de Relaciones Exteriores saudita en Twitter.

El ataque de Niza ocurrió el mismo día en que un guardia del consulado francés en la ciudad saudita de Yeda fue herido con un cuchillo, un hecho sobre el que las autoridades sauditas no hicieron comentarios.

La Unión Europea también rechazó el ataque "odioso y brutal" en Niza, tal como lo definió en Twitter la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por su parte, el papa Francisco, llamó hoy a un "cese de la violencia" en un comunicado difundido por su vocero, Matteo Bruni.

"El Papa está informado de la situación y está cerca de la comunidad católica de luto", señala la nota.

Asimismo, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó su repudio por "el ataque atroz" ocurrido hoy en Niza, declaró en Nueva York su vocero, Stephane Dujarric.

Guterres "reafirma la solidaridad de Naciones Unidas con la población y el gobierno de Francia" durante esta prueba, añadió durante su rueda de prensa diaria.

De acuerdo con informaciones disponibles, dos personas resultaron muertas en el interior de la basílica de Notre-Dame, en Niza, y otra logró escapar gravemente herida, pero falleció poco después al tratar de esconderse en un comercio vecino a la iglesia.

Este ataque se produce menos de dos semanas después de la decapitación de un profesor de secundaria en Conflans-Sainte-Honorine, una pequeña localidad de 35.000 habitantes ubicada a 50 km de París, por haber mostrado en clase caricaturas del profeta Mahoma.

La fiscalía antiterrorista francesa ya abrió una investigación sobre el ataque. (Télam)