internacionales

Liderazgos femeninos y desigualdad

Por Agencia Télam

09-05-2020 05:00

La labor exitosa de un puñado de mujeres en la lucha contra el coronavirus, incluida la de la alemana Angela Merkel, desnudó una vez más la desigualdad que anida en las estructuras mundiales, ya que solo 20 de los 193 países de la U son liderados por representantes femeninas.

“Las mujeres líderes han tenido una particular disciplina, sensibilidad y capacidad de respuesta frente a esta pandemia, y por ello han podido desarrollar mejores políticas para ahora y para el futuro”, asegura Gabriela Cuevas, diputada federal mexicana y presidenta de la Unión Interparlamentaria, la única organización que representa a la rama legislativa de los gobiernos en una escala mundial y promueve la cooperación.

Según Cuevas, citada en el sitio web de U-Mujer, las mujeres que están en cargos de decisión tienden a enfocarse en los bienes más esenciales como la salud y la educación, y en proteger a las personas que más lo necesitan, particularmente los niños.

Pero en paralelo a estas afirmaciones sobre el rol de estas mujeres, que han mostrado "liderazgo, firmeza, elocuencia y empatía por los más vulnerables", organizaciones feministas critican la exaltación que se hace en de ellas en los medios de comunicación, desde la perspectiva de que esos elogios denotan una concepción machista residual.

"Veo con bastante preocupación este masivo hincapié que se está haciendo en los medios respecto a las ´exitosas fórmulas´ contra la Covid-19, por parte de ciertas mujeres en el poder, como Jacinda Ardern y Merkel, o Erna Solberg en Noruega, entre otras", dijo a Télam Dulce Daniela Chaves, coordinadora en estudios de género del Instituto de Relaciones Internacionales (IRI), dependiente de la Universidad Nacional de La Plata.

La analista opinó que "esta ´espectacularización´ de la toma de decisiones femenina en el mundo no hace más que seguir evidenciando cuán arraigado se encuentra, como parámetro de lo que implica gobernar nuestras naciones, el ejercicio de poder masculino".

A partir de las medidas adoptadas por la jefa del gobierno alemán, el número de fallecidos en Alemania es, por ahora, muy inferior al de otros países europeos: 7.369 muertos y 168.551 contagiados, según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La popularidad de la canciller alemana se ha incrementado a tal punto que el ministro del Interior, Horst Seehofer, reconoció que hubo conversaciones informales y privadas para hablar de la posibilidad de un quinto mandato de Merkel, quien gobierna Alemania desde 2005.

A mediados de marzo, la primera ministra neozelandesa, Ardern, ordenó poner en cuarentena a todo aquel que entrara al país, y luego para todos los habitantes, cuando solo se habían registrado seis contagios. El resultado no puede ser más satisfactorio hasta la fecha:142 infectados y 21 muertos. Su popularidad actual supera el 80%.

En Islandia, la primera ministra Katrín Jakobsdóttir ofreció test gratuitos a todos los ciudadanos de este país de 360.000 habitantes.

A este grupo de mujeres se ha sumado también la presidenta de Taiwán,Tsai Ing-wen, quien puso en marcha un conjunto de 124 medidas para detener el avance del coronavirus, sin recurrir al conflinamiento en la isla de 24 millones de habitantes, cuya sobereranía está en disputa con China.

En tanto, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, anunció recientemente la reapertura de las escuelas, guarderías, peluquerías y centros de terapias, al bajar la cantidad de infectados.

La primer ministra de Noruega, Solberg, por su parte, adoptó un curioso método: respondió preguntas sobre Covid-19 en una conferencia de prensa con niños, en la que no se permitieron adultos, admitiendo incluso que estaba bien sentir "miedo" por esta enfermedad. (Télam)