internacionales

Leve aumento de contagios en el estado de Australia más golpeado por el coronavirus

Por Agencia Télam

08-08-2020 09:00

El estado australiano de Victoria registró un ligero aumento de casos de coronavirus y 12 muertes más, con la ciudad de Melbourne en cuarentena y bajo toque de queda para tratar de contener el mayor rebrote de la enfermedad en el país desde el inicio de la pandemia.

El jefe de Gobierno de Victoria, Daniel Andrews, dijo a periodistas que 466 personas dieron positivo para coronavirus en las últimas 24 horas y que entre los 12 muertos había uno de alrededor de 30 años.

Ayer, luego de que Victoria reportara 450 nuevos casos y 11 muertes la jornada previa, autoridades sanitarias del estado dijeron que la tasa de infección había estado "relativamente plana" en la última semana luego de marcar un récord diario de 725 contagios una semana antes.

Con las muertes anunciadas hoy, Victoria, en el sureste de Australia, ya suma 193 muertos por coronavirus, mientras que el país en su conjunta acumula 278.

Los casos a nivel nacional, en tanto, ya son más de 20.600, según informó el Ministerio de Salud, citado por la cadena BBC.

En tanto, el estado oriental de Queensland, el mayor del país, cerró hoy su frontera con el más poblado, Nueva Gales del Sur, para todas las personas menos los trabajadores esenciales y las que residan a lo largo del límite, para tratar de evitar la llegada de contagiados con el virus.

La policía informó que casi 150 personas fueron devueltas a Nueva Gales del Sur en las primera horas del cierre fronterizo.

La medida llegó un día después de que el Gobierno de Queensland declarara a Nueva Gales del Sur y al Territorio de la Capital Australiana, que contiene a la capital nacional, Canberra, zonas de alto riesgo por coronavirus.

El Territorio de la Capital Australiana se encuentra enclavado dentro de Nueva Gales del Sur.

Es la segunda vez que Queensland cierra su frontera sur con Nueva Gales del Sur desde marzo pasado y desde la llegada de la pandemia a Australia, y la medida será revisada a fines de agosto.

Australia aseguraba haber suprimido la enfermedad hasta el rebrote en Victoria, que se centra en Melbourne, la capital estatal, y que comenzó a principios del mes pasado.

El rebrote obligó a las autoridades de Victoria a ordenar el confinamiento de Melbourne, de casi 5 millones de habitantes, el 9 de julio pasado durante seis semanas. La ciudad es la segunda más grande y poblada del país detrás de Sydney.

Pero al continuar las transmisiones locales se impuso un toque de queda desde el domingo pasado.

Melbourne ya había sido puesta en cuarentena en marzo. (Télam)