internacionales

Las Fuerzas Armadas de Brasil cancelan desfile por el día de la Independencia por el coronavirus

Por Agencia Télam

07-08-2020 02:30

El Ministerio de Defensa de Brasil anunció hoy que las Fuerzas Armadas no participarán este año del tradicional desfile militar del 7 de septiembre, fecha en que se celebra la independencia del país, debido a la pandemia de coronavirus.

La decisión fue anunciada en el Diario Oficial, en momentos en que Brasil, el segundo país más afectado por el coronavirus en el mundo, se aproxima a los 100.000 muertos, con casi 3 millones de casos.

"Como es de amplio conocimiento, el país, como considerable parte del mundo, enfrenta la pandemia de Covid-19" y "las autoridades sanitarias" no recomiendan "la promoción de eventos que puedan generar aglomeraciones de público", señala el texto.

La decisión es válida para el desfile que se celebra cada año en Brasilia, que suele ser presenciado por unas 50.000 personas y que debería encabezar el presidente Jair Bolsonaro, y también a otras conmemoraciones de la fecha patria que se realizan en todo el país, informó la agencia de noticias EFE.

Brasil se independizó de Portugal el 7 de setiembre de 1822 y la fecha, declarada festivo nacional en 1949, es celebrada con desfiles militares que no habían sido cancelados nunca desde 1989.

Bolsonaro, uno de los mandatarios más negacionistas de la real gravedad del coronavirus, que incluso llegó a contraer y del que ya se ha recuperado, lamentó este jueves el elevado número de muertos por la enfermedad en el país, pero pidió "seguir adelante".

"Lamentamos todas las muertes. Ya está llegando al número 100.000, tal vez hoy. Hay que seguir adelante. Seguir adelante y buscar una manera de zafarse de este problema", dijo el mandatario en su tradicional transmisión semanal vía redes sociales.

Además del desfile militar del 7 de septiembre, en Brasil ya se han cancelado otros multitudinarios eventos programados para los próximos meses, como las fiestas de fin de año en las playas de Copacabana, de Río de Janeiro, y en la avenida Paulista, corazón financiero del estado de Sao Paulo.

(Télam)