internacionales

La UE afirmó que las negociaciones post-Brexit con el Reino Unido están en una fase crítica

Por Agencia Télam

29-10-2020 03:00

Las conversaciones entre la Unión Europea (UE) y el Gobierno del Reino Unido por las negociaciones post-Brexit, con el objetivo de llegar a un acuerdo para la futura relación comercial, entraron en una "fase crítica" y los próximos días mostrarán si se puede lograr un consenso sobre reglas de comercio justo y pesca, apuntaron hoy los máximos líderes del bloque.

"Estamos en una fase crítica ahora", manifestó la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula Von der Leyen, durante una conferencia de prensa virtual.

"Y se reduce de hecho a los dos temas que son los más importantes: la igualdad de condiciones, por un lado, y los derechos de pesca, por el otro", añadió, después de conversar con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

El Reino Unido dejó la UE el 31 de enero pasado, pero ambas partes acordaron un periodo de transición hasta fin de este año para darse tiempo para alcanzar un acuerdo de libre comercio.

Según Von der Leyen los equipos de negociadores habían logrado avances después de que las conversaciones se estancaran ante la exigencia británica de rever las condiciones, pero para Bruselas, sede de la UE, persisten diferencias en temas que considera esenciales.

Sin embargo, los negociadores principales, el francés Michel Barnier y el británico David Frost, aún deben alcanzar un acuerdo sobre los derechos de pesca y las normas de competición justas para las empresas, de acuerdo a la presidenta de la CE citada por la agencia de noticias AFP.

Von der Leyen y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, coincidieron en que Barnier, cuenta con el "total apoyo" de la UE en las conversaciones sobre la implementación de un mecanismo de solución de controversias para las relaciones post-Brexit.

"Es la condición sine qua non para que el Reino Unido tenga acceso al mercado único libre de cuotas y aranceles", enfatizó la funcionaria alemana.

Para los europeos es necesario cerrar el acuerdo antes de los primeros días de noviembre para asegurar su ratificación y la entrada en vigencia el 1 de enero próximo, cuando se produzca la ruptura definitiva tras el fin del período de transición que se abrió después de la retirada del Reino Unido de la UE el 31 de enero pasado.

La nueva escalada de tensión entre el Gobierno británico y la UE estalló en septiembre pasado cuando el primero introdujo en el Parlamento un proyecto de ley sobre el mercado interno, que permitiría reemplazar aspectos del acuerdo de retirada del bloque regional.

De inmediato, la UE pidió el retiro del proyecto de ley y lo consideró un daño "a la confianza" que se construye tras la salida del Reino Unido del bloque.

El proyecto desecharía los pactos comerciales sobre la frontera entre las dos Irlandas firmados con Bruselas a principios de este año durante las negociaciones del Brexit.

A mediados de octubre, tras vencerse el plazo que la UE le había dado a Londres para retirar el proyecto de ley, el bloque emitió una dura declaración en la que dejaba claro que no harían nada para impulsar las negociaciones comerciales y los próximos pasos debía tomarlo el Gobierno británico.

Una semana después, el 21 de octubre pasado, ambas partes parecían haber aceptado la necesidad de bajar el tono, al menos en público, y habilitar nuevas negociaciones, aunque Londres siguió firme en sus condiciones. (Télam)