internacionales

La presidenta de Taiwán, reelecta por 20 puntos favorecida por la rebeldía en Hong Kong

Por Agencia Télam

11-01-2020 10:45

La presidenta de Taiwan, Tsai Ing-wen, obtuvo hoy un claro triunfo en las elecciones presidenciales en su país, con una amplia ventaja sobre su rival, el pro chino Han Kuo-yu, a quien supera por más de 20 puntos con la casi totalidad de los votos escrutados.

Los analistas asignaron una parte de la contundente victoria a la atmósfera rebelde que anima a los habitantes de Hong Kong desde hace más de medio año, protagonistas de protestas históricas que desafían el mando del gigante asiático.

Con el 58% de los votos, Tsai se impuso sobre el candidato del Partido Nacionalista Han Kuo-yu, que recabó el apoyo del 38% de electorado, según la Comisión Electoral Central.

Un tercer candidato, James Soong, obtuvo el 4%.

En la sede del Partido Progresista Democrático en Taipei, los partidarios de Tsai, que ha tenido una postura dura hacia China, celebraban a medida que se iba confirmando el triunfo.

"Espero que todos los ciudadanos puedan salir y votar", expresó la presidenta después de depositar su voto en Taipei y subrayó que "ejercer los derechos" es bueno para "fortalecer la democracia".

Taiwán se separó de China durante la guerra civil en 1949, pero nunca declaró la independencia formal y Beijing aún reclama la soberanía sobra la isla y ha advertido que podría llegar a usar la fuerza para recuperar el control.

En medio de las protestas antigubernamentales en Hong Kong, donde los ciudadanos protestan contra el control chino sobre la isla, las autoridades de Taiwan han observado el contraste entre vivir bajo el mando de la potencia o gobernarse de manera autónoma.

Por ello, durante la campaña, Tsai ha hecho hincapié en la democracia y la importancia de protegerla.

"Digamos al mundo con nuestros propios votos que los taiwaneses están decididos a defender la soberanía, decididos a proteger la democracia y decididos a persistir en las reformas", sostuvo anoche en una manifestación.

Del otro lado, el candidato del Partido Nacionalista, señaló que Taiwán debe estar abierto a negociar con China.

Pero Tsai, en su último acto habló de cuestiones prácticas como mejorar la educación y la economía: "Quiero atraer inversiones masivas. Quiero que los productos se exporten sin parar ", dijo.

El temor a la interferencia china después de ver las protestas en Hong Kong, junto con un repunte de la economía, le dieron una victoria contundente a Tsai.

Se espera que China refuerce la presión diplomática, económica y militar sobre la isla para que la administración acepte que es parte de China, algo que Tsai ha venido rechazando.

Desde su transición a la democracia plena que comenzó en la década de 1980, Taiwán ha afirmado cada vez más su identidad independiente de China a pesar de que no es reconocida por las Naciones Unidas ni por ninguna nación importante. (Télam)