internacionales

La pandemia se expande en Honduras entre denuncias de corrupción con hospitales

Por Agencia Télam

16-07-2020 06:15

El pico de la pandemia de coronavirus en Honduras sigue creciendo, con decenas de muertos diarios y centenares de contagios, mientras se revelan detalles de la supuesta corrupción en la compra de dos hospitales móviles a una empresa de Turquía.

El coronavirus causó hasta el momento la muerte de 825 personas y contagios a 30.063, en la peor crisis sanitaria que ha vivido Honduras.

Desde el inicio de la crisis, el epicentro estuvo en el departamento de Cortés, en el norte del país, el de mayor crecimiento comercial e industrial, donde se localiza San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante, de un millón de habitantes.

El segundo con más casos es Francisco Morazán, donde se localiza Tegucigalpa, la capital, que tiene 1,5 millones de habitantes.

En este contexto, el gobierno adquirió en abril siete hospitales móviles valorados en unos 48 millones de dólares, de los cuales los primeros dos llegaron el 10 de julio, pero no fueron sacados del caribeño Puerto Cortés, por irregularidades en la documentación, informó la agencia EFE.

En tanto, los otros cinco nosocomios móviles estarían llegando hasta dentro de seis semanas.

La compra a una empresa turca fue hecha a través de Inversiones Estratégicas de Honduras (VEST-H), cuyo titular, Evelyn Bautista, presentó ayer su renuncia irrevocable, mientras que el director ejecutivo, Marco Bográn, está siendo investigado por el Ministerio Publico.

En tantos, los hospitales estatales están "colapsando" por la pandemia, en un país de 9,3 millones de habitantes, de los que más del 60% son pobres y donde los sistemas de salud y educación siempre han sido deficientes.

Desde el inicio de la crisis, el epicentro ha estado en el departamento de Cortés, en el norte del país, el de mayor crecimiento comercial e industrial, donde se localiza San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante, de un millón de habitantes.

Sobre la presunta corrupción que ha habido en la compra de los siete hospitales móviles, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, dijo ayer que "debe investigarse al detalle cada centavo y cada proceso", y que el Gobierno irá "hasta las últimas consecuencias, dentro de lo que le ley permite, para que el pueblo hondureño reciba lo que fue prometido".

Hernández indicó que "serían unos malnacidos aquellos que se aprovecharan de esta crisis para enriquecerse". (Télam)