internacionales

La OSCE pide anular la elección presidencial bielorrusa y denuncia torturas

Por Agencia Télam

05-11-2020 02:00

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) condenó hoy los abusos de derechos fundamentales y la tortura en Bielorrusia y pidió que se anule la elección celebrada en agosto que dio la victoria al presidente Alexandr Lukashenko y fue calificada de "fraudulenta" por la oposición.

Los comicios deberían ser anulados "ante las irregularidades en todas las etapas del proceso", argumentó un informe de la organización que agrupa a 57 países de la región.

La OSCE también destaca que se produjeron "torturas sistemáticas" y "graves violaciones de los derechos humanos" durante la represión policial lanzada por el Gobierno contra las multitudinarias manifestaciones opositoras que rechazaron el resultado oficial.

El informe pide a Bielorrusia "organizar nuevas y genuinas elecciones presidenciales basadas en los estándares internacionales", según la agencia de noticias AFP.

El texto se realizó a petición de 17 países, entre ellos Francia, Reino Unido y Estados Unidos, con base en 700 evidencias presentadas.

El funcionario encargado del informe no pudo sin embargo viajar a Bielorrusia, ya que el gobierno de Minsk no quiso cooperar en la investigación.

El reporte indica que la votación "no fue transparente, libre o equitativa".

Las elecciones celebradas el 9 de agosto, en las que Lukashenko, en el poder desde 1994, se impuso por más del 80% de los votos, desataron una ola de protestas en el país, donde la oposición rechazó el resultado.

El movimiento de protesta sin precedentes, que se replicó en otras ciudades bielorrusas, se desencadenó a toda velocidad y cientos de manifestantes, líderes de movimientos políticos, sindicatos y periodistas fueron arrestados desde agosto, acusados de organizar o participar en la protesta.

Desde el inicio de las protestas, la mayoría de los líderes de la oposición se exiliaron, como la rival en las presidenciales de Lukashenko, Svetlana Tijanovskaya, que se refugió en la vecina Lituania.

Ayer, la Unión Europea (UE) dio luz verde a la nueva ronda de sanciones por la crisis abierta en Bielorrusia, que incluye a Lukashenko y otros 14 dirigentes de las autoridades de Minsk.

Las sanciones incluirán la prohibición de viaje, la congelación de activos en la UE y afectarán al mandatario bielorruso.

A principios de octubre, la UE había anunciado medidas restrictivas contra 40 dirigentes bielorrusos. (Télam)