internacionales

La oposición de EEUU cancela el discurso del Estado de la Unión por el cierre del gobierno

Por Agencia Télam

23-01-2019 08:15

La líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, canceló hoy el discurso del Estado de la Unión que debía dar el presidente Donald Trump el próximo martes en el Congreso e informó que no lo volverá a convocar hasta que termine el cierre parcial del gobierno federal.

Trump respondió a esta decisión con una acusación y una advertencia: "El Estado de la Unión fue cancelado por Nancy Pelosi porque no quiere escuchar la verdad", aseguró en un acto en la Casa Blanca e inmediatamente agregó que hará pública "una respuesta para Nancy Pelosi a su debido tiempo".

Pelosi le había advertido a Trump que cancelaría el tradicional discurso presidencial si no ponía fin al cierre del gobierno federal y hoy, en el día número 33 del cierre, finalmente lo concretó.

"Cuando le extendí una invitación el 3 de enero para que dé el discurso del Estado de la Unión, fue en la fecha acordada en conjunto del 29 de enero. En ese momento, nadie se imaginaba que el gobierno seguiría cerrado", explicó Pelosi en una carta que le envió al presidente y que publicaron medios locales, como la cadena ABC.

El 22 de diciembre pasado el gobierno federal de Estados Unidos quedó cerrado parcialmente por falta de fondos, es decir, todas las dependencias y agencias consideradas no vitales para el funcionamiento del gobierno cerraron sus puertas y más de 800.000 empleados se quedaron sin sueldo.

Una vez más, el oficialismo republicano y la oposición demócrata no habían podido ponerse de acuerdo para aprobar una ley de presupuesto que garantizara el funcionamiento de todos los órganos y agencias del Estado federal.

Esta vez la razón principal es que el gobierno de Trump exige una partida multimillonaria extra para comenzar la construcción de la expansión del muro a lo largo de toda la frontera Sur con México.

La oposición demócrata se niega a destinar esos fondos en el muro fronterizo y ha oscilado entre pedidos para no aumentar el déficit fiscal y garantizar el funcionamiento de programas sociales y migratorios.

"Le estoy escribiendo -continuó Pelosi en su carta de hoy a Trump- para informarle que la Cámara de los Representantes no considerará una resolución concurrente para autorizxar el discurso presidencial del Estado de la Unión en la cámara hasta que el gobierno sea reabierto."

Según un informe de la Comisión de Presupuesto del Senado, cerca de la mitad del personal tiene que seguir yendo a trabajar de todas maneras, mientras que el resto fue licenciado hasta que el Congreso apruebe nuevos fondos.

Entre los que deben seguir yendo a trabajar sin cobrar, se destacan 41.000 miembros de las fuerzas de seguridad, cerca del 88% de los empleados del Departamento de Seguridad Interior y más de 5.000 bomberos.

Entre los que fueron licenciados, en cambio, se destacan más del 85% de los empleados del Departamento de Comercio, el 96% de la planta de la NASA, unos 52.000 trabajadores del Servicio de Impuestos Internos y el 95% de la cartera de Desarrollo Urbano y de Vivienda.

Además, la mayoría de los parques nacionales, varios museos públicos y cortes dedicadas específicamente a temas migratorios fueron cerrados, y el servicio de impuestos nacional adelantó que tendrá demoras en sus trámites en febrero.

Sin una resolución firmada por Pelosi, Trump -que hasta esta mañana había prometido que daría su discurso como estaba programado- no puede hablar en el pleno ante las dos cámaras del Congreso, todos los miembros de la Corte Suprema y su gabinete, como es la costumbre cada inicio de año legislativo.

El discurso del Estado de la Unión es una cita anual clave en la política estadounidense, en la que el presidente repasa los mayores logros de su gestión del año que terminó y plantea los principales objetivos legislativos y políticos para el que comienza.

(Télam)