internacionales

La ONU advierte que la pandemia traerá más hambre, migrantes y desplazados

Por Agencia Télam

10-11-2020 03:00

La ONU alertó hoy que la cantidad de personas que estarán obligadas a trasladarse para poder sustentar a sus familias debido al impacto socioeconómico generado por la pandemia, superará a la cifra récord registrada a nivel mundial de desplazados internos y migrantes que pasaban hambre y debieron abandonar sus hogares antes del coronavirus.

"El impacto socio-ecónomico de la pandemia es más devastador que la propia enfermedad", resumió David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), organización que obtuvo el último Nobel de la Paz.

En un informe conjunto, el PMA y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) alertan que la pandemia provocó un aumento de la inseguridad alimentaria, así como de la vulnerabilidad de los migrantes, de las familias que dependen de la remesas y de los desplazados por conflictos, violencia y desastres, informó la agencia de noticias Europa Press.

Ambas agencias inciden en que el impacto que el coronavirus tuvo en la forma en que se mueve la gente no tiene precedentes.

Como destacan el PMA y la OIM, la inseguridad alimentaria y el desplazamiento están estrechamente entremezclados.

Las medidas y restricciones adoptadas en todo el mundo limitaron la movilidad humana, las oportunidades de empleo y de tener un ingreso, reduciendo la capacidad de migrantes y desplazados de poder cubrir sus necesidades alimentarias y básicas.

Asimismo, el PMA prevé que para finales del próximo año al menos 33 millones de personas más podrían verse empujadas a pasar hambre solo debido a la falta de remesas, de las que dependen unas 800 millones de personas en todo el mundo, es decir, una de cada nueve.

Por su parte, el Banco Mundial confirmó las advertencias de las dos agencias de la ONU al proyectar que las remesas caerán caerán un 14% en 2021.

En 2019, en el mundo había 272 millones de migrantes internacionales y refugiados, frente a los 174 millones de 2000, lo que representaba el 3,5% de la población mundial. (Télam)