internacionales

La OLP califica de limpieza étnica el derribo de casas en Cisjordania por parte de Israel

Por Agencia Télam

22-07-2019 11:00

La Organización para la Liberación Palestina (OLP) calificó hoy como "un crimen de guerra", "limpieza étnica" y una "masacre israelí" la demolición de decenas de residencias en el barrio de Wadi Humus, bajo control de las autoridades palestinas en Cisjordania.

"Israel está expulsando a cientos de palestinos de sus casas en Jerusalén para expandir sus régimen colonial de asentamientos ilegales", denunció Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP.

La zona, que pertenecía a Jerusalén Este, no fue anexionada por Israel como el resto de la ciudad en 1967 y está controlada por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como Área A del territorio ocupado de Cisjordania.

Según el Tribunal Supremo israelí, las viviendas son peligrosas por su cercanía a la valla de separación que levantó Israel y por eso autorizó su derribo.

Ashrawi, que instó a la Corte Penal Internacional a investigar los hechos, agregó que "es un crimen de guerra y una limpieza étnica que debe ser enfrentada con una condena internacional inequívoca y acciones inmediatas hacia la responsabilidad criminal".

Por su parte, el primer ministro palestino, Mohamed Shtayeh, dijo hoy en una reunión del Consejo de Ministros que la demolición viola la ley internacional y humanitaria y remarcó la gravedad de que las viviendas demolidas se encuentren en áreas bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), según informó la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

Desde la oficina del presidente palestino, Mahmud Abbas, calificaron el hecho como una "masacre israelí" y lo consideraron parte de la implementación del llamado "Acuerdo del Siglo" por parte de la administración estadounidense, que "busca liquidar la cuestión palestina".

Desde el lado israelí, en cambio, el ministro de Asuntos Estratégicos, Gilad Erdán, enfatizó que las demoliciones fueron aprobadas por la Corte Suprema de Justicia tras considerarse que la construcción de esas viviendas constituye una "severa amenaza de seguridad" y puede facilitar la acción "de terroristas".

La Corte también confirmó que quienes construyeron sus casas en el área de la valla de separación "sabían que construir allí (dentro de los 250 metros) estaba prohibido" por una ley de 2011.

La Justicia israelí aprobó la demolición de un total de 18 edificios, unos terminados y otros en construcción, con una veintena de casas ocupadas y que se levantaron contando con los permisos pertinentes de la ANP.

Wadi Humus (valle del garbanzo) es un barrio colindante con el de Sur Baher, en Jerusalén Este, pero está situado en el Área A de Cisjordania y cercado con la valla de separación. Según una orden militar de hace siete años, no se puede construir a una distancia de menos de 250 metros de la barrera. (Télam)