internacionales

La mayoría de los peruanos afirma que el costo de la salud aumentó durante la cuarentena

Por Agencia Télam

23-07-2020 04:00

El 53% de los peruanos alertaron que el costo de la salud aumentó considerablemente a causa del coronavirus en el país desde el inicio de la cuarentena a mediados de marzo, según informó hoy la prensa local.

El informe titulado Costo de vida durante el Covid-19 y realizado por la encuestadora Ipsos Perú sostiene que el 71% también experimentó un aumento de precios en los alimentos, bienes y servicios, todos consumos básicos en esta pandemia. Además, el 45% destacó el aumento del costo del transporte.

Solo un 16% consideró que la atención médica no aumentó durante la cuarentena en comparación con mediados de marzo, mientras que un 32% dijo que se mantuvo, según reprodujo el diario local El Comercio.

Pero la mayoría, un 53%, destacó que el costo de la atención médica aumentó durante la cuarentena en comparación con mediados de marzo, cuando empezó el brote del coronavirus en el país.

Esta es la percepción más alta registrada entre 26 países de los cinco continentes, donde el promedio fue de 27%, según con el informe mencionado.

Patricia Rojas, directora de investigación social de Ipsos Perú, admitió que la población en general "ha observado un incremento en los costos de los medicamentos, lo que se habría trasladado a la percepción sobre toda la categoría de salud".

Por otro lado, reveló que el 45% consideró que el costo del transporte se incrementó y este registro también es el más alto entre los 26 países y superó en 28 puntos porcentuales al promedio.

El trabajo también destacó que el 71% indicó que el costo de alimentos, bienes y servicios se incrementó desde mediados de marzo, lo que superó en 11 puntos porcentuales la media de la muestra internacional.

En detalle, el incremento del costo de los alimentos, comestibles y suministros para el hogar fue percibido por el 75% de los peruanos, 12 puntos porcentuales más que el promedio.

Del total de encuestados, un 50% manifestó que este incremento se dio porque tuvieron que “comprar artículos más costosos, como alimentos o suministros del hogar, o pagar cargos de entrega debido al cierre de tiendas y a la escasez de los suministros”.

Un 35% refirió que “incurrió en costos adicionales como facturas de servicios públicos más altas a causa de pasar más tiempo en casa o trabajando desde ella”.

Al respecto, Rojas estimó que la percepción del incremento en los diferentes precios debe cambiar en los próximos meses.

“Los sectores productivos están empezando a operar, pero la demanda se mantiene baja, pues la población ha sufrido una reducción considerable en sus ingresos y pérdida de empleo. En la última encuesta de Ipsos de julio se registró que aproximadamente el 32% no estaba percibiendo ingresos por su trabajo. Esto claramente generará una sobreoferta que presionará la inflación a la baja”, destacó Rojas.

Perú es uno de los países más golpeados por la pandemia en la región y el mundo con más de 366.500 infectados y más de 13.700 muertos, según las últimas cifras oficiales.

Además, su temprana cuarentena afectó especialmente a la economía, que en su mayoría sigue siendo informal. Analistas pronostican una contracción del PBI de dos dígitos, un aumento importante del desempleo y un incremento también significativo de la informalidad.

Todo esto, sumado a un costo de vida cada vez más alto, amenaza con una profunda recesión y crisis económica en el país. (Télam)