internacionales

La lideresa social asesinada en Colombia no había recibido amenazas

Por Agencia Télam

26-12-2019 10:00

Familiares de Lucy Villarreal, la lideresa social de 32 años que fue asesinada el martes último en el oeste de Colombia, dijeron que la mujer no había recibido amenazas, en tanto las autoridades continúan la investigación y ninguna organización criminal se hizo cargo del homicidio, que estremeció al país en plena Navidad.

La gestora cultural se había graduado el 21 de este mes como licenciada en Artes Visuales en la Universidad de Nariño, y el domingo entregó una biblioteca en el local de La Variante, en el municipio de Tumaco, un proyecto liderado por el colectivo Viva la Vida, que ella coordinaba.

La lideresa tumaqueña trabajaba por la defensa de los derechos humanos y de género en esa región del departamento de Nariño, reseña hoy el diario bogotano El Tiempo.

Villarreal también daba clases de danzas y de cultura a niños y madres de familia, como lo hizo por última vez anteayer en la biblioteca de La Variante, después de lo cual un sicario la siguió y le disparó cuando se disponía a tomar un colectivo.

Sus dos hijas la esperaban para Nochebuena en Pasto, junto con su madre, Luchita Herrera, quien afirmó que la familia nunca había conocido de amenazas en contra de la lideresa.

“Con este ataque no solo le arrebatan la vida a una lideresa cultural, sino que atacan a todo el colectivo de artistas de Nariño que trabajan por medio del arte haciendo tejido social”, comentó Herrera.

Según el secretario de Gobierno de Nariño, Mario Viteri, el martes se confirmó el hallazgo del cuerpo en una zona rural de Tumaco, entre Llorente y La Guayacana.

El funcionario indicó que, por ahora, el crimen no se ha atribuido a ninguno de los grupos armados al margen de la ley.

En la zona hay presencia de la columna disidente de las FARC "Óliver Sinisterra", así como de "Guerrillas Unidas del Pacífico" y un grupo llamado "Contador".

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, repudió el crimen y compartió en su cuenta de Twitter la noticia: “Asesinaron en Tumaco a Lucy Villarreal, lideresa, cultora del Carnaval y defensora de la vida. Lo hicieron cuando terminaba un taller con niños. La tristeza es inmensa”.

Jesús Arciniegas, director de la Fundación Paz y Desarrollo (Fundepaz), aseguró que en Nariño las infracciones al Derecho Internacional Humanitario han aumentado, y según Fundepaz, con el asesinato de la gestora van 22 crímenes contra líderes en el departamento este año.

El pasado 10 de diciembre, el representante en el país de la alta comisionada de la U para los Derechos Humanos, Alberto Brunori, señaló que al menos 86 defensores de derechos humanos fueron asesinados en el país en lo que va de 2019.

Desde 2016, año en que se firmó el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, más de 500 líderes sociales han sido asesinados en Colombia, según datos de distintos organismos. (Télam)