internacionales

La jueza Ginsburg, de la Corte Suprema de EEUU, fue internada por una posible infección

Por Agencia Télam

14-07-2020 08:30

La jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg, histórica defensora de los derechos de las mujeres, fue hospitalizada hoy por una posible infección, informó el tribunal en un comunicado.

Según el documento, Ginsburg, de 87 años, fue admitida en el hospital Johns Hopkins de Baltimore, Maryland, esta mañana luego de que anoche fuera evaluada en el hospital Sibley Memorial, en Washington, "después de experimentar fiebre y escalofríos", dijo la vocera de la Corte Suprema, Kathleen Arberg, según la televisora CNN.

La portavoz detalló que la magistrada fue sometida esta tarde a un procedimiento endoscópico para limpiar un stent de conducto biliar que se colocó en agosto del año pasado.

"La jueza descansa cómodamente y permanecerá en el hospital durante unos días para recibir tratamiento antibiótico por vía intravenosa", finalizó Arberg.

Ginsburg es un ícono liberal, conocida por sus opiniones relacionadas con cuestiones de derechos civiles, incluido el caso histórico que abrió el Instituto Militar de Virginia a las mujeres.

El mes pasado, presentó una feroz disidencia cuando la mayoría de la Corte permitió que la administración del presidente Donald Trump ampliara las exenciones para los empleadores que tienen objeciones religiosas o morales para cumplir con el mandato anticonceptivo de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

"Hoy, por primera vez, la Corte deja de lado totalmente los derechos e intereses compensatorios en su afán por garantizar los derechos religiosos en el enésimo grado", escribió junto con la jueza Sonia Sotomayor.

Sus disidencias en los últimos años continuaron impulsando a los demócratas en un momento en que los republicanos controlan la Casa Blanca y el Senado, y la Corte Suprema se mueve hacia la derecha.

La internación de hoy es una más de una seguidilla de tratamientos e ingresos hospitalarios desde noviembre de 2018 cuando debió estar hospitalizada tras fracturarse tres costillas a raíz de una caída en su oficina, y en agosto de 2019 cuando fue tratada por cáncer de páncreas. (Télam)