internacionales

La jefa del Senado boliviano ve imposible comicios en setiembre por incumplimiento de plazos legales

Por Agencia Télam

07-08-2020 07:00

La presidenta del Senado boliviano, Eva Copa, consideró que es “imposible” celebrar las elecciones generales el 6 de septiembre, tal como lo reclama su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), liderado por el depuesto expresidente Evo Morales, debido a que el Gobierno de facto incumplió plazos determinados por la ley electoral.

“Lamentablemente, viendo el calendario electoral, es imposible que lleguemos a las elecciones el 6 de septiembre porque no cumplimos con los plazos de los 45 días como dice la ley”, aseguró la dirigente masista el diario Página Siete.

Además, anunció que el Congreso mediará entre los sectores para encontrar una solución al conflicto que afecta la distribución de insumos médicos a los hospitales en la lucha la contra la pandemia de coronavirus, que ya causó 86.423 contagios y 3.465 muertes en un país de 11,5 millones de habitantes según los últimos datos oficiales.

“Es momento de reencontrarnos como bolivianos y creo que la Asamblea Legislativa tiene que ser y estamos trabajando en eso de poder ser los mediadores, de poder llegar a un consenso entre todos los actores políticos para que podamos dar de una vez solución a este tema”, aseguró la legisladora.

Reconoció que los conflictos se deben a la “incertidumbre” de la fecha de los comicios.

“Si han movido la fecha sin consultar a ningún otro órgano de poder para el 18 de octubre, ¿quién nos asegura que el 18 no lo van a volver a hacer?”, cuestionó.

Desde el pasado lunes, los sectores sociales afines al MAS como la Central Obrera y el denominado Pacto de Unidad iniciaron una huelga general y bloqueo de caminos en rechazo a la referida nueva fecha de las elecciones y exigen que las mismas se realicen el próximo mes.

La situación se tornó hoy más complicado al reportarse falta de abastecimiento de oxígeno medicinal en centros sanitarios que, según el diario Página Siete, ya causó muertes en la ciudad de Oruro, sin cuantificarlas.

La tensa situación generó que organizaciones internacionales como Naciones Unidas y la Iglesia Católica boliviana, hicieran un contundente llamamiento al diálogo.

La oposición acusa a la presidenta de facto, Jeanine Añez, quien es candidata por el partido Alianza Juntos, de querer perpetuarse en el poder bajo el argumento de que la pandemia no habilita la celebración de elecciones, de tomar decisiones inconstitucionales y de intentar proscribir al MAS, favorito hasta ahora en todas las encuestas.

Las elecciones presideciales estaban convocadas originalmente para el 3 de mayo, pero la mandataria las pospuso para el 6 de septiembre debido a la pandemia, y luego, por decisión del organismo electoral, se volvió a correr esa fecha para el 18 de octubre. (Télam)