internacionales

La Iglesia y sectores de la economía repudian nuevo choque de poderes en Perú

Por Agencia Télam

05-08-2020 06:30

Sectores de la economía y la Iglesia católica rechazaron el nuevo choque de poderes en Perú tras la caída del flamante gabinete y exhortaron al Gobierno y el Congreso a superar la grave crisis política que afronta el país en medio de cifras epidemiológicas y económicas cada vez más preocupantes.

Ayer el Congreso peruano obligó al entonces primer ministro Pedro Cateriano a renunciar junto a todo su gabinete a menos de tres semanas de su asunción, luego de disentir con su proyecto de Gobierno enfocado en la reactivación económica a partir de inversión de sectores como la minería, entre otros puntos.

En medio de una de las peores crisis sanitarias y económicas provocadas por la pandemia en América Latina y pese a las crecientes tensiones entre el Poder Ejecutivo y el Congreso -electo en febrero pasado tras la crisis institucional de octubre y con mandato hasta las elecciones de abril-, Cateriano no incluyó en su plan de Gobierno ninguno de los reclamos sociales que se venían expresando, frente a las cifras de la pandemia.

Uno de los primeros en criticar la negativa del Congreso a aprobar el nuevo gabinete fue la Conferencia Episcopal Peruana (CEP).

"El país está viviendo tiempos de mucho sufrimiento y dolor a causa de la pandemia", aseguró la máxima representación de la Iglesia católica en el país y consideró urgente "promover la unidad nacional", según la agencia de noticias Andina.

Desde el inicio de la pandemia, Perú acumula casi 440.000 casos de coronavirus y supera los 20.000 fallecidos, mientras el Gobierno analiza otros 27.253 fallecimientos que, según algunos expertos, es muy probable que estén vinculados a la Covid-19.

Además, según las últimas proyecciones de la Cepal, es el país de la región que sufrirá la segunda mayor contracción de su economía este año, con una caída del 13% del PBI, solo superado por Venezuela.

"Este es el peor momento para provocar una nueva crisis", sostuvo la CEP y aseguró que "la clase política debe dejar de lado las diferencias que puedan tener y ponerse a la altura de las actuales circunstancias, priorizando la vida de los peruanos y peruanas".

También expresó su preocupación la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), que agrupa al gremio empresarial de la industria manufacturera.

Este sector se mostró confiado en que el presidente Martín Vizcarra nombrará un nuevo gabinete de ministros "en forma inmediata para concentrar todos los esfuerzos en contener el rebrote y la depresión económica".

Para el gremio industrial, el foro del Acuerdo Nacional, que reúne a representantes del Gobierno con autoridades regionales y municipales, partidos políticos, gremios, trabajadores e iglesias, "es el lugar natural para lograr acuerdos" que permitan "dejar de lado los intereses de grupo y se permita unir fuerzas en el inmediato plazo".

En tanto, la presidenta de la Cámara de Comercio de Lima, Yolanda Torriani, pidió un cambio en la designación de los nuevos ministros.

"Es momento de convocar a profesionales independientes, con capacidad y experiencia comprobada, sin ningún tipo de cuestionamiento, de buena voluntad y dispuestos a trabajar en este corto tiempo por el bien del país", aseguró.

Pero lejos de moderar la tensión política, el choque de poderes escala en el país.

El titular del Congreso, Manuel Merino, rechazó hoy la enojada reacción de ayer del presidente Vizcarra.

“Rechazo enfáticamente cualquier insinuación de chantaje o de negociación sobre el voto de confianza [...] Lamento las declaraciones del presidente de la República, que pretenden soslayar el tema fundamental que democráticamente hemos trasladado a su presidente del Consejo de Ministros”, aseguró Merino en una conferencia de prensa, citada por el diario El Comercio. (Télam)