internacionales

La fiscalía de Brasil pidió al gobierno que no deje salir a los diplomáticos venezolanos

Por Agencia Télam

01-05-2020 06:45

El fiscal general de Brasil, Augusto Aras, solicitó hoy al gobierno del presidente Jair Bolsonaro que suspenda la salida inmediata de los diplomáticos venezolanos expulsados del país, quienes tenían plazo hasta mañana para abandonarlo, debido a la pandemia de coronavirus.

Aras recomendó a la Cancillería que revise la orden de salida de los diplomáticos chavistas debido a “la situación de los servicios de salud” en Venezuela y a otros aspectos “previstos en tratados y convenciones internacionales”, en el contexto de la pandemia.

El Ministerio Público Federal subrayó que esa suspensión debe aplicarse no sólo a los funcionarios venezolanos si también a sus familiares, así como a “las personas que actúan en los servicios de apoyo”, informó la agencia de noticias EFE.

La expulsión recayó sobre 34 diplomáticos que hasta ahora ocupaban diversos cargos en la embajada de Venezuela en Brasilia y en los seis consulados del país caribeño en Brasil.

Según la cancillería brasileña, la decisión fue el resultado de “tratativas anteriores” realizadas en marzo pasado y mediante las cuales ambos gobiernos comenzaron a retirar su personal diplomático.

El Ministerio Público reclamó que la salida de los diplomáticos venezolanos se postergue “hasta que sea esclarecido el contexto en que fue determinada” y “verificados eventuales riesgos existentes para su cumplimiento”.

El fiscal general remarcó que la cancillería debe considerar “la perspectiva humanitaria”, especialmente el “contexto epidémico” actual, así como “las normas nacionales e internacionales de derechos humanos”.

La cancillería brasileña advirtió ayer a los diplomáticos de Venezuela que deben abandonar el país antes de mañana, pero el gobierno del presidente Nicolás Maduro dijo que no cedería a esa presión.

El gobierno de Bolsonaro mantiene un fuerte enfrentamiento con la administración chavista y reconoce como representantes legítimos de Venezuela a los designados por el presidente encargado designado por el parlamento, Juan Guaidó.

Sin embargo, el gobierno de Maduro informó ayer mismo, a través de un comunicado de su cancillería, que “el personal diplomático y consular de Venezuela en Brasil no abandonará sus funciones bajo subterfugios ajenos al derecho internacional”.

El gobierno chavista asegura que las negociaciones previas a las que alude Brasil nunca fueron celebradas, por lo que considera que el últimátum para que su personal diplomático abandone el país es una presión indebida.

"Es una maniobra que persigue provocar el cierre técnico de las oficinas consulares de Venezuela en dicho país, luego de haber abandonado a sus propios compatriotas con el retiro unilateral del personal diplomático y consular de Brasil en Venezuela", indicó el comunicado.

El gobierno de Bolsonaro retiró gradualmente de Venezuela a todos sus diplomáticos, aunque aclaró que el personal local de la embajada y los consulados seguirá atendiendo a la comunidad brasileña. (Télam)