internacionales

La Corte le dio potestad a una jueza de Bogotá a decidir si concede la libertad a Uribe

Por Agencia Télam

05-10-2020 06:45

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia dejó en manos de la jueza 30 de garantías de Bogotá, Clara Salcedo, la decisión de otorgarle o no la libertad al expresidente Álvaro Uribe, quien permanece en prisión domiciliaria desde el 4 de agosto, acusado de los delitos de "fraude procesal y soborno".

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia determinó hoy que el proceso contra el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), por presunta manipulación de testigos y fraude procesal, debe seguir a través de la Ley 906 de 2004, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

De este modo, la jueza que lleva el caso podrá decidir si le concede la libertad al político, quien permanece en detención domiciliaria desde el 4 de agosto por un fallo del alto tribunal.

"Corte Suprema de Justicia ratifica competencia de jueza 30 de Garantías de Bogotá para resolver la petición de libertad del exsenador Álvaro Uribe dentro del proceso por soborno y fraude procesal. Diligencias que deberán continuar por sistema acusatorio o Ley 906 de 2004", anunció la CSJ a través de Twitter.

Según la prensa local, la decisión se tomó con 19 votos a favor y los salvamentos de dos magistrados de la Sala Plena de la CSJ, quienes basaron su argumentación en la fecha en la que ocurrieron los hechos, ya que el proceso contra Uribe inició en el año 2018, después de la entrada en vigencia de la Ley 906 de 2004.

Fue la Corte Suprema la que envió a prisión domiciliaria a Uribe. Sin embargo, con la renuncia del dirigente político a su escaño en el Senado, el caso pasó a la justicia ordinaria.

Semanas atrás, la jueza del caso pidió a la CSJ aclarar bajo cuál de los dos sistemas debía juzgar al mandatario, ante la reforma al sistema penal, y hoy encontró respuesta a su petición, informó la agencia de noticias Ansa.

Aunque la CSJ no se pronunció respecto a si la investigación debe iniciar desde cero por parte de la Fiscalía o si continúa desde el punto en la cual la dejó ese tribunal en semanas pasadas, versiones de prensa señalan que la jueza Salcedo podrá tomar esa determinación.

Uribe tiene abiertos más de medio centenar de procesos en los que está acusado de diversos delitos.

La CSJ dispuso su arresto domiciliario el 4 de agosto por supuesto intento de manipulación del procesado Juan Monsalve, un exparamilitar que vinculó a Uribe con la creación del bloque Metro de las Autodefensas -el más grande del país-, que operó en el departamento Antioquia, del que el expresidente fue gobernador entre 1995 y 1997.

El caso se remonta a 2012, cuando en un debate parlamentario el senador del partido de izquierda Polo Democrático Alternativo Iván Cepeda relacionó a Uribe con el surgimiento del paramilitarismo en Antioquia y el auge del narcotráfico en el país.

Ante esas acusaciones, Uribe denunció a Cepeda ante la Corte por el presunto uso de falsos testigos y lo inculpó de buscar a exparamilitares en las cárceles y convencerlos para que declararan en su contra.

Sin embargo, el entonces magistrado auxiliar de la Sala Penal de Colombia, José Luis Barceló, decidió archivar en febrero de 2018 la denuncia y consideró que había elementos para abrir una investigación al expresidente por supuesta manipulación de testigos contra Cepeda. (Télam)