internacionales

La capital mexicana reabrirá casinos y bowlings, aunque seguirá en alerta máxima por coronavirus

Por Agencia Télam

09-10-2020 07:45

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció hoy la reapertura de casinos y pistas de bowling, pero advirtió que la capital permanecerá en semáforo naranja la próxima semana por el alto peligro de contagios por coronavirus.

"Tuvimos una reducción en la ocupación hospitalaria de casi el 9%, del 15 al 30 septiembre, pero no estamos en posibilidades de pasar a semáforo amarillo", esto es, peligro medio de infectados, explicó la alcaldesa en conferencia de prensa.

Durante las últimas horas se había sospechado que la Ciudad de México podría declarar el semáforo amarillo, lo que implicaría pasar a una nueva fase epidemiológica que permitiera la reapertura de oficinas, algo que la funcionaria descartó.

De todas formas, tras más de seis meses de cierre, Sheinbaum aseguró que los casinos y las pistas de bowling podrán volver a trabajar, aunque con un número limitado de clientes -un 30% de la capacidad total- y estancias máximas de una hora por persona.

También se obligará el uso de tapabocas para entrar en los establecimientos y un buen sistema de ventilación, de la misma manera que se exige en otros negocios que ya reabrieron, como los restaurantes.

Asimismo, Sheinbaum, citada por medios locales y la agencia de noticias EFE, anunció que las tiendas del centro histórico de la ciudad, donde el plan de reapertura es más lento para evitar aglomeraciones, podrán abrir los domingos.

Según datos del Gobierno local, la ciudad acumula 137.223 casos de Covid-19 y 13.837 decesos, y registra 2.590 personas hospitalizadas, de las cuales 675 están intubadas en terapia intensiva.

Las autoridades sanitarias nacionales notificaron hoy 5.300 nuevos casos y 370 muertes, lo que eleva el total a 804.488 y 83.096, respectivamente, desde el inicio de la pandemia el 2 de febrero.

La Ciudad de México representa por sí sola el 17% de todos los enfermos del país.

México cerró la economía no esencial durante abril y mayo, si bien la cuarentena en el hogar no fue obligatoria, y en junio inició un lento plan de reapertura basado en un semáforo de color rojo, naranja, amarillo y verde, en función de la situación epidemiológica.

El país es el cuarta del mundo con más muertos, por detrás de Estados Unidos, Brasil y la India. (Télam)