internacionales

Jeremy Corbyn no regresará como diputado laborista, asegura el líder del Partido

Por Agencia Télam

18-11-2020 02:15

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, rechazó nuevamente hoy que su predecesor, Jeremy Corbyn, represente a esa formación en el Parlamento, pese a que se le restituyeron nuevamente sus derechos como miembro de la formación política tras haber sido suspendido el mes pasado.

Corbyn fue readmitido en el Partido Laborista tres semanas después de ser suspendido por restarle importancia a un informe de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos (EHRC) sobre el antisemitismo en las filas laboristas.

La EHRC publicó un informe el mes pasado, diciendo que el Partido Laborista había violado la ley por su manejo ante las quejas de racismo antisemitas por parte de miembros de esa formación durante el mandato de Corbyn.

El organismo determinó que el exlíder fue responsable de promover esas conductas de acoso y discriminación.

Pero su sucesor, que está al mando de la formación desde abril, en un comunicado dejó en claro hoy que Corbyn no volverá al Parlamento ya que consideró que hundió el trabajo de restablecer la confianza en la capacidad del Partido para combatir el antisemitismo.

"En esas circunstancias, he tomado la decisión de no devolverle el látigo (la disciplina del Partido) a Jeremy Corbyn, expresó Starmer.

Si bien agregó que la situación se mantendrá "bajo revisión", según los medios locales, por el momento, el líder laborista no tiene intención de restituir Corbyn.

La decisión provocó una respuesta de los partidarios de Corbyn en el Parlamento, incluidos Diane Abbott, John McDonnell y Richard Burgon, quienes acusaron a Starmer de poner en peligro la unidad del Partido, según consignó el diario británico The Guardian.

Mientras tanto, Gideon Falter, director ejecutivo de la Campaña Contra el Antisemitismo, dijo a la cadena BBC, que el levantamiento de la suspensión de Corbyn mostró que "la comunidad judía ha sido engañada" y sugirió que su suspensión no era más que un juego mediático para mitigar el golpe del informe de la Comisión de Derechos Humanos el mes pasado.

A su vez, la presidenta de la Junta de Diputados de los judíos británicos, Marie van der Zyl, destacó el liderazgo de Starmer y calificó la actitud de Corbyn como despiadada y vergonzosa por lo que ha hecho pasar a la "comunidad judía". (Télam)