internacionales

Japón desplegará una fuerza militar en Medio Oriente para garantizar la seguridad marítima

Por Agencia Télam

27-12-2019 10:00

El gobierno japonés anunció hoy el envío de una fuerza militar a aguas de Medio Oriente que tendrá como misión garantizar las rutas marítimas en esta región, claves para las necesidades energéticas del país.

De acuerdo con un comunicado del Ejecutivo difundido por el Ministerio de Defensa, el despliegue durará un año y al final del período se analizará la conveniencia de prolongar la misión.

El ministro portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, confirmó en una rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete que se desplegarán un buque de escolta y aviones de patrullaje P-3C.

Estos aviones de patrullaje ya participan en misiones para evitar acciones de pirateo marítimo.

La fuerza también estará integrada por unos 260 efectivos, según la cadena pública de televisión NHK, citada por la agencia de noticias EFE.

Suga precisó que la misión de esta fuerza será la de "recopilar información" con el fin de garantizar las rutas marítimas de Medio Oriente, de donde Japón importa el 90% del petróleo que consume.

Según el comunicado oficial, el despliegue se llevará a cabo en zonas del Golfo de Omán, en el norte del Mar de Arabia y en las proximidades del estratégico estrecho de Bab al Mandeb, que da entrada al Mar Rojo desde el sur.

Japón decidió no unirse a una fuerza multinacional liderada por Estados Unidos que tiene como principal objetivo garantizar las ruta del estrecho de Ormuz.

Esa coalición castrense ha generado críticas de parte del gobierno de Irán, que mantiene unas relaciones amistosas con el de Japón.

El despliegue de esta fuerza nipona y las áreas en las que se enfocará ya fue analizado en Tokio entre el primer ministro, Shinzo Abe, y el presidente iraní, Hasan Rohani, en la reunión que mantuvieron ambos el pasado 20 de diciembre.

La Constitución japonesa, aprobada después de la II Guerra Mundial, garantiza un papel estrictamente defensivo de sus unidades militares.

Con esas características, el despliegue castrense no necesita de una aprobación parlamentaria, recalcó Suga.

El ministro insistió en la necesidad de reforzar los medios para obtener información en la zona "para asegurar la navegación teniendo en cuenta que está aumentando la tensión en esa región".

La medida se conoce después de que en mayo y junio pasados se registraran varios ataques a buques de transporte de petróleo en el Golfo Pérsico. Una de esas naves estaba operada por un armador japonés. (Télam)