internacionales

Irán y las cinco potencias adheridas al tratado nuclear de 2015 se reúnen mañana en Viena

Por Agencia Télam

27-07-2019 05:30

Irán y las cinco potencias que siguen adheridas al tratado nuclear de 2015 se reúnen este domingo en Viena para analizar cómo mantener con vida este pacto, tras los recientes incumplimientos de la nación persa y el abandono de los Estados Unidos, el año pasado.

A petición de los países europeos del acuerdo, las delegaciones de Francia, el Reino Unido, Alemania, Rusia y China se reúnen mañana a nivel de viceministros y directores políticos en un céntrico hotel de la capital austríaca.

Desde hace varias semanas Irán no cumple algunas de sus obligaciones relacionadas con la cantidad y la pureza del uranio enriquecido, que tiene tanto aplicaciones civiles como militares.

Irán acusa a los europeos del pacto de no hacer lo suficiente para garantizar sus beneficios económicos del acuerdo, en medio de las sanciones estadounidenses, que incluyen un duro embargo petrolero, la principal fuente de ingresos iraní.

La Casa Blanca acusa a Irán de ser una fuerza desestabilizadora en Oriente Medio, por su papel en las guerras de Siria y el Yemen, y su apoyo al grupo extremista palestino Hamás en Gaza.

Irán, por su parte, exige poder vender su petróleo por lo que está presionado a Estados Unidos y el Reino Unido con acciones contra algunos buques petroleros en el estrecho de Ormuz, en el golfo Pérsico.

La tensión subió al máximo en Medio Oriente, por lo que las conversaciones del domingo son relevantes para ver si las partes logran una distensión.

Francia, el Reino Unido y Alemania, apoyados por Rusia y China, dicen estar dispuestos a facilitar el comercio con Irán, para lo que se encuentra ya operativo un mecanismo financiero, llamado Instex, que evita los efectos de las sanciones de Washington para las empresas europeas que comercian con la República Islámica.

La anterior reunión entre las parte fue hace exactamente un mes y concluyó sin avances, pero con el compromiso de intentar salvar el acuerdo nuclear firmado hace cuatro años en Viena.

El tratado, ratificado en 2015 también por Estados Unidos, limita el programa nuclear de Irán a cambio de alivios económicos para la República Islámica, siempre con el objetivo de evitar que ese país construya armas atómicas. (Télam)