internacionales

Irán reporta un récord de 235 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas

Por Agencia Télam

28-07-2020 11:30

El Ministerio de Salud iraní informó que en las últimas 24 horas murieron 235 personas por coronavirus, un récord diario desde el inicio del brote que ya provocó la muerte de 16.147 personas y casi 300.000 casos.

La vocera de Salud, Sima Sadat Lari, precisó que se realizaron 2.667 pruebas de detección, de las cuales 1.687 dieron positivo.

Hasta hoy, un total de 296.273 personas contrajeron el nuevo coronavirus, de las que 16.147 han fallecido, 257.019 se recuperaron y 3.902 se encuentran en estado grave.

Agregó que además de las 15 provincias que habían sido declaradas en alerta máxima, hoy se agregaron otras tres, mientras 11 se encuentran en estado de alerta.

"La provincia de Teherán, la más habitada y concurrida, por primera vez se colocó en el estado rojo (alerta máxima) y esperamos que la aplicación de restricciones y el cumplimiento de los protocolos de salud en esta provincia se tomen en serio", expresó Sadat Lari.

Además, pidió hoy a los ciudadanos "que se protejan a sí mismos y a su familia contra la enfermedad respetando la distancia física, el constante lavado de las manos y usando mascarillas en todas las edades".

"Si algún país es más efectivo en el control de la enfermedad se debe a la cooperación de la gente en el cumplimiento de los protocolos de salud", agregó, citada por la agencia de noticias EFE.

El 26 de julio, el viceministro de Salud, Iraj Harirchi, informó que en la capital actualmente "hay unos 600 hospitalizados diarios" y subrayó que "Teherán se ha convertido en fuente de propagación de la enfermedad".

Irán, el país de Medio Oriente más afectado por la pandemia, logró reducir sus datos diarios de contagios y fallecimientos entre mediados de abril y principios de mayo, cuando las cifras fueron de tres y dos dígitos respectivamente, pero aquellos han vuelto a repuntar.

Las autoridades iraníes no han llegado a imponer el confinamiento a la población pero sí ordenaron el cierre de escuelas, mezquitas, comercios no esenciales e incluso los parques, que tras el descenso de los contagios en el mes de abril volvieron a reabrir de modo gradual.

A partir de esas reaperturas y durante esta nueva oleada, ya solo en algunas ocasiones y de modo restringido se han establecido limitaciones, pero desde principios del presente mes de julio el Gobierno iraní impuso el uso obligatorio de las mascarillas en lugares concurridos. (Télam)