internacionales

Guatemala da marcha atrás y renueva visa a investigadores de corte internacional

Por Agencia Télam

31-12-2018 04:45

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) anunció hoy que la Cancillería de ese país renovará la visa a 11 de sus investigadores, apenas diez días después de que tuvieran que abandonar el país porque el gobierno les canceló su permiso en octubre pasado, en una pulseada que desató una crisis política e institucional en el país centroamericano.

Según la corte creada dentro del marco institucional de las Naciones Unidas, la Cancillería les envió un oficio en el que solicita a los trabajadores de la Cicig que presenten la documentación correspondiente a la Dirección General de Protocolo y Ceremonial Diplomático para renovar las visas.

El oficio del gobierno incluye los nombres de todos los 11 investigadores que tuvieron que abandonar el país hace diez días, pese a los reclamos externos e internos, según la agencia de noticias EFE.

A los pedidos de las máximas autoridades de la U, ese día se sumó el anuncio de la fiscal general de Guatemala, María Consuelo Porras, de la apertura de una investigación formal "contra la ministra de Relaciones Exteriores por revocar las visas a los 11 investigadores de la Cicig".

La jefa del Ministerio Público (MP) dijo que las investigaciones se iniciaron por una denuncia presentada al ente investigador por una organización denominada Alianza por la Reforma, conformada el año pasado por 35 grupos sociales, de justicia y derechos humanos.

Pese a esta investigación, el gobierno había conseguido la luz verde de la Justicia para seguir adelante con su ofensiva contra la Cicig, la corte internacional que fue instalada en 2007 para juzgar y condenar los casos de terrorismo de Estado y crímenes de lesa humanidad cometidos por fuerzas públicas, pero con el tiempo terminó concentrándose en perseguir y desentrañar casos de corrupción en las máximas esferas del poder político y gubernamental del país.

Este año, el presidente Jimmy Morales, un funcionario señalado por la propia corte como sospecho de corrupción, declaró la guerra a la Cicig.

En agosto pasado, anunció que no renovaría el mandato de la corte internacional "Esta decisión es un paso hacia delante en el fortalecimiento de nuestras instituciones para garantizar la continuidad de la lucha contra la corrupción, la violencia y el delito".

La Cicig fue clave en la victoria electoral de Morales en 2015 ya que fueron sus investigaciones por corrupción las que llevaron al anterior mandatario, Otto Pérez Molina, a renunciar.

Sin embargo, una vez en el poder, Morales y su círculo íntimo terminaron también acusados por la corte internacional.

Según la Cicig y el Ministerio Público, Morales recibió un financiamiento ilícito de dos millones de dólares durante su campaña presidencial. El delito fue confirmado y una docena de empresarios importantes reconocieron públicamente los sobornos y pidieron perdón.

Morales, lejos de renunciar, arremetió contra la Cicig y sus autoridades y comenzó una pulseada que aún continúa hoy. (Télam)